Vinci Highways propuso incluir la ejecución de más obras en contrato de concesión de Línea Amarilla, pero a cambio buscaba instalar nuevos peajes, aseveró Muñoz. (Foto: GEC)
Vinci Highways propuso incluir la ejecución de más obras en contrato de concesión de Línea Amarilla, pero a cambio buscaba instalar nuevos peajes, aseveró Muñoz. (Foto: GEC)
Redacción EC

El alcalde de Lima, , sostuvo que la (MML) cuenta con "elementos muy claros" para no perder en un proceso de arbitraje por la anulación del contrato de concesión de , en manos de la concesionaria Lamsac, que es controlada por Vinci Highway.

► 

"No deberíamos perder [un arbitraje por Línea Amarilla], te lo digo con sinceridad. Yo he querido evitar llegar a esta etapa por el menor costo y la mayor rapidez, pero tampoco nos podemos dejar pisar el poncho [...] Soy una persona que respeta las decisiones jurisdiccionales, sean del Poder Judicial o de un tribual arbitral. Pero tenemos elementos muy claros, elementos de corrupción que han tocado este contrato", sostuvo Muñoz en entrevista con Cuarto Poder.

El burgomaestre señaló que el contrato de concesión de Línea Amarilla "nació desbalanceado" y se entregó a la empresa concesionaria el flujo de los peajes sin haber un avance importante de las obras.

Dijo que durante las negociaciones con Vinci Highways, no encontraron una respuesta positiva en torno a los desequilibrios en el contrato de concesión.

"Lo que hemos sentido en estas negociaciones y lo que hemos visto con evidencias claras es que no han tenido esa voluntad de buscar ese reequilibrio", sostuvo Muñoz.

Comentó que cuando buscó renegociar el precio de las tarifas y se propuso un precio de S/4,40 a los directivos de Vinci Highways, la compañía no acogió el pedido.

"¿Qué me dijo a mí el director general de la empresa Vinci Highways cuando vino?: Ni a Putin le hemos rebajado en Rusia, menos le vamos a rebajar [la tarifa de los peajes] a la Municipalidad de Lima. Eso me dijo con una soberbia impresionante", aseveró.

También indicó que cuando la compañía propuso incorporar al contrato de concesión nuevas obras, estas iban a ejecutarse para luego instalar nuevas garitas de peajes de las 11 que la compañía ya administra en la capital.

"Plantearon un paquete de obras que a mí me parecieron interesantes. Y cuando pregunté que si van hacer estas obras para compensar ese contrato que estuvo desequilibrado por tanto tiempo me dijeron 'no, señor alcalde'. Esas obras son para poner otros peajes más. Entonces, ¿de qué hablamos? Yo me sentí burlado", acotó.