Magdalena: niño ingirió veneno para ratas que dejó vecina

Un niño de 2 años se salvó de morir después de ingerir veneno para ratas que había dejado dentro de unas plantas una vecina de la quinta ubicada en el jirón Tacna 888, en Magdalena.  

El menor y su madre, María Elena Matos, habían ido a visitar a un familiar que vive en dicho inmueble. De pronto, el niño consumió la sustancia y comenzó a sentirse mal. Su progenitora le preguntó a la mujer si era veneno lo que había dejado, pero ella no le respondió y se mostró indiferente ante el hecho.

El pequeño empezó a vomitar, por lo que fue llevado a una posta médica para que le realicen un lavado gástrico. Por el momento, el niño se encuentra fuera de peligro, pero se muestra renuente a comer cualquier alimento.

Los residentes de la quinta condenaron el accionar de la vecina que dejó el veneno, pues remarcaron que allí viven y juegan todos los días unos 10 niños. La madre del niño puso la denuncia en la comisaría de Magdalena.

El subgerente de Fiscalización de la Municipalidad de Magdalena, Carlos Villanueva, anunció que realizarán las medidas administrativas y las respectivas sugerencias a la vecina a fin de corregir las formar de colocación de estos raticidas y así evitar cualquier dañó adicional a los vecinos y niños de la zona.

LEE TAMBIÉN

TAGS RELACIONADOS