Por segunda vez, Pilar Mazzetti asumió el miércoles el cargo de ministra de Salud. Su primera gestión en esta cartera fue entre el 2004-2006, durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (Foto: Presidencia)
Por segunda vez, Pilar Mazzetti asumió el miércoles el cargo de ministra de Salud. Su primera gestión en esta cartera fue entre el 2004-2006, durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (Foto: Presidencia)
Roger Aguilar Mendieta

Redactor de la sección Nacional

roger.aguilar@comercio.com.pe

Los retos que tiene que afrontar la nueva ministra de Salud, Pilar Mazzetti, son varios y complejos. La pandemia del sigue golpeando al país, todavía no hay una vacuna, escasean los recursos y abundan las críticas- justificadas o no- por el manejo de la enfermedad por parte del Gobierno.

Mira: Pilar Mazzetti: ¿Quién es la nueva ministra de Salud y qué cargos ya ocupó anteriormente?

Hasta ahora, en el país 337.724 personas han sido diagnosticadas con la enfermedad, 12.417 han fallecido y la tasa de letalidad se mantiene elevada en 3.68% (alrededor de cuatro personas fallecen por cada 100 personas contagiadas). Y desde que se pasó de una cuarentena general a otra focalizada -el 1 de julio-, el promedio semanal de contagios se ha incrementado ligeramente: en la primera semana fue de 3.437 y en la segunda semana, 75 más, mientras que el promedio de decesos diarios es de 182 durante este periodo.

Así, pues, estos son los cinco retos a los que debe enfrentarse la nueva ministra de Salud.

1.- Evitar rebrotes de COVID-19

La reactivación económica es una necesidad. Sin embargo, el problema con el que se enfrenta la actual gestión de la ministra Mazzetti es que, al mismo tiempo que se reanudan las actividades comerciales, no se registren nuevos brotes de coronavirus. Que esto ocurra o no, se desconoce. Pero las imágenes, por ejemplo, de personas viajando de manera aglomerada en las unidades de transporte urbano o el caos que se registró ayer en el aeropuerto Jorge Chávez, sin que nadie respete las medidas sanitarias, hacen pensar lo peor.

2.-Controlar la pandemia en las regiones que están siendo golpeadas por la enfermedad

La cuarentena general finalizó el mes pasado, pero por los altos índices de contagio, esto continúa en siete regiones: Arequipa, Ica, Junín, Huánuco, San Martín, Madre de Dios y Áncash. Sin embargo, en la práctica esta medida no se está respetando en algunas regiones. Por ejemplo, desde Arequipa, el jefe de comando COVID-19 de esta región, el general EP Edward Gratelly Silva, ha pedido auxilio al Gobierno central para que declare el “confinamiento total para toda la población” de Arequipa. El militar denuncia que hay un descontrol en la ciudad, con comerciantes formales e informales invadiendo las calles, mientras se dispara el número de personas infectadas y colapsan los hospitales.

Además, hasta hace unas semanas, el sur del país no sufría con intensidad los estragos de la pandemia. Sin embargo, de acuerdo al reporte del último mapa de calor del Essalud, los contagios se han incrementado en las regiones del centro y, particularmente, en las del sur. Se trata de Huánuco, Ayacucho, Tacna y Moquegua. Y al haber más contagios, también crece la probabilidad de que haya más fallecidos.

Video recomendado

Colegio médico recomienda extender cuarentena de forma focalizada
Colegio médico recomienda extender cuarentena de forma focalizada

3.- Restituir el diálogo con el Colegio Médico del Perú

Nada más asumir el cargo como nueva ministra, esta ha sido la invocación que le ha hecho el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios Celi. El representante de los galenos pide que las propuestas técnicas que tiene la institución para combatir la pandemia sean evaluadas, pues señala que en la gestión del exministro Víctor Zamora estas eran marginadas, aunque luego –tardíamente- eran implementadas.

Además, de manera general, hay un sector del personal de salud mortificado con la gestión del Ministerio de Salud de cara a la pandemia, por las condiciones precarias en las que ha tenido y tiene que realizar sus labores, porque se le promete incentivos, bonos, por ejemplo, y estos demoran en llegar.

4.- Combatir la burocracia/ modernizar el sistema de salud pública

Sobre este punto, la ministra Mazzetti ya ha dado una muestra de tener este tema en su agenda. Luego de jurar en el cargo, criticó la burocracia del sector salud. Señaló que “si antes siempre me demoraba para pasar el papelito, alguien se moría; ahora me demoro unas horas y mueren varias personas”. En ese sentido, una de las iniciativas que ya dicho que va a impulsar es la creación de la historia clínica electrónica.

5.- Escaso personal de salud

El COVID-19 ha causado estragos en el personal de la salud. Desde el inicio de la pandemia, un número importante de ellos se vio obligado a dejar sus puestos de trabajo porque formaban parte del grupo vulnerable a la enfermedad, por su edad, por las enfermedades crónicas que padecían. Hasta el 1 de julio, solo en el caso de los médicos, 70 habían fallecido a causa de virus, mientras que otros 2.062 se habían infectado, según datos del Colegio Médico del Perú.

En una de sus primera entrevistas, la ministra Mazzetti ha revelado que el sector salud solo cuenta con el 40% de su personal y que este no se da abasto para atender la demanda de 300% a 400% de casos COVID-19 en los hospitales.

Frente a esta situación, el reto de la ministra es grande.

MÁS SOBRE EL CORONAVIRUS EN EL PERÚ