El Ministerio de Salud (Minsa), a través de su Procuraduría, tramitará mañana viernes ante el Juzgado Constitucional 10 de Lima una medida cautelar para que la suspenda el cierre temporal del Centro de Salud de dicho distrito por omisiones al protocolo de Defensa Civil. 

Fuentes consultadas por El Comercio informaron que la solicitud irá acompañada de 4.000 firmas de vecinos y pacientes del centro de salud, ubicado en la cuadra 17 de la Av. Pérez Araníbar, quienes se han visto perjudicados por la disposición municipal impuesta el 21 de diciembre pasado.

“Desde que nos notificaron de las omisiones de Defensa Civil, la Red de Salud Lima Ciudad –de la que formamos parte– ha invertido S/400 mil en arreglarlas, pero por detalles como no haber remitido algunos documentos se nos volvió a negar la autorización”, aseveró María del Carmen Martínez Bertramini, responsable de la atención en salud del centro médico.

A la fecha, el citado nosocomio atiende solo emergencias y a pacientes con enfermedades crónicas como tuberculosis. Según Martínez, hasta antes de la intervención municipal trataban a unos 3.500 pacientes al mes, procedentes sobre todo de la residencial Santa Cruz, en el referido distrito.

Fuentes consultadas por El Comercio informaron que la solicitud del Ministerio de Salud irá acompañada de 4.000 firmas de vecinos y pacientes del centro de salud, ubicado en la cuadra 17 de la Av. Pérez Araníbar, quienes se han visto perjudicados por la disposición municipal impuesta el 21 de diciembre pasado. (Pamela Sandoval/El Comercio)

Consultados sobre la situación del centro de salud, voceros de la municipalidad reiteraron que el referido local fue visitado en dos ocasiones por el representantes del área de fiscalización, quienes hallaron faltas graves en el cableado eléctrico, extintores, mangueras contra incendios, vías de evacuación y otros. La última de esas visitas fue el pasado 8 de febrero.

“Las faltas deben subsanarse. Como autoridad, nuestra función es evitar que ocurran accidentes que lamentar por omisiones en la seguridad de los establecimientos. No tenemos nada contra el centro de salud, todo lo contrario”, dijeron los voceros.

En redes sociales, vecinos del centro de salud denunciaron que la comuna insistiría en mantener la clausura temporal para hacerse con los 1.700 m² que ocupa el centro de salud y destinarlo a obras vinculadas a los Juegos Panamericanos 2019. Esta versión fue desmentida por los voceros edilicios, quienes aseveraron que no habría obras previstas para dicha área.

LEE TAMBIÉN