Redacción EC

Dos hampones que se hicieron pasar como trabajadores de asaltaron la vivienda de Ramón Tomás Antonio Nicolini Stornaiuolo (74) en y se llevaron cuatro lingotes de oro valorizados en S/.1 millón, S/.40 mil en efectivo y objetos por un valor de US$50 mil. Esto ocurrió el lunes último a las 5 p.m.

Nadie imaginó que una vieja y descuidada vivienda ubicada en la calle José Gálvez 230, a tan solo dos cuadras del parque Keneddy, tenía tremendo botín en su interior.

Los asaltantes le expresaron a Nicolini que debían arreglar un desperfecto en el alcantarillado de su vivienda e ingresaron junto a él al inmueble. Sin darse cuenta, el anciano dejó la puerta abierta. Fue entonces que por lo menos tres malhechores más ingresaron y se llevaron el oro y el dinero que había en la vivienda.

No es la primera vez que ocurre un asalto de este tipo. Incrédulos ante la presencia de supuestos trabajadores de Sedapal, los adultos mayores abren su puerta y dejan ingresar a quienes luego se apropian de sus pertencencias. El afectado, quien vive con una hermana de avanzada edad, evitó declarar a Canal N

Los vecinos se quejaron pues afirman que en la zona suelen merodear sujetos de mal vivir.