Redacción EC

Dos semanas después de intento de invasión al Morro Solar, la Policía Nacional logró desalojar a miles de personas que ocupaban la zona declarada Patrimonio Histórico. Esta vez, el retiro fue realizado sin violencia.

Al promediar las 4 de la tarde del pasado miércoles, un contingente de 300 de la Unidad de Asalto y la Policía Montada llegaron un acuerdo con los invasores para que estos se retiren del lugar voluntariamente, evitando así un enfrentamiento como ocurrió la semana pasada en Tablada de Lurín.

Los más de 2.500 ocupantes se retiraron de las de 32.4 hectáreas que fueron escenario de la Batalla de San Juan y Chorrillos en 1881 en marco de la Guerra del Pacífico.