Redacción EC

La retiró diez piscinas portátiles que obstruían las calles y vías públicas en el Cercado el último fin de semana, en el marco del plan de seguridad “Carnaval Seguro 2020”.

La intervención se realizó en conjunto con la Policía Nacional del Perú (PNP) en las cuadras de los jirones Coronel Zubiaga, Manuel Pardo y Huánuco, ubicados en la zona de Barrios Altos.

Según informó la comuna, esta medida se extenderá durante toda la temporada de verano, época en la cual las personas suelen ocupar las pistas y veredas con piscinas portátiles que afectan el libre tránsito de los vecinos.

En esa línea, el municipio indicó que muchas veces las piscinas son focos infecciosos que afectan la salud pública. Además, provocan un uso desmedido del agua, así como la venta y consumo informal de alcohol alrededor de estas.

Vale precisar que las intervenciones se realizarán previa notificación a las personas involucradas. De no retirar sus piscinas, los que incumplan serán multados con S/215 (5% de una UIT) por obstaculizar e impedir el tránsito peatonal y vehicular en la vía pública, según lo dispone la ordenanza N° 2200.