Gino Alva Olivera

“Hace un mes, parecía que hubiesen bombardeado”. Así recuerda Cecilia Olcese la pista frente a su casa de la cuadra 2 del jirón Alfonso Ugarte, en . Los primeros días de agosto, la municipalidad del distrito colocó vallas de seguridad para impedir el tránsito de autos y empezó una obra que ilusionó a Olcese y a sus vecinos: la reparación de una calzada abandonada por años.

Entre el jueves 6 y el lunes 17, el municipio refaccionó esta cuadra, pero el resultado no es el esperado. Pocos días después de que los obreros se retiraron, los residentes del barrio notaron que la remozada pista empezaba a descascararse y tenía desniveles en algunas zonas.

El Comercio comprobó que la calzada del jirón Alfonso Ugarte presenta una capa que puede arrancarse con los dedos, sin mayor esfuerzo. Lo que queda debajo de la película es un material sólido pero arenoso. La deficiencia se aprecia en varios puntos. Además, el acabado no es el mejor.

La pista en Barranco que puedes arrancar con la mano

–¿Quién es el responsable?–

La gestión del alcalde José Juan Rodríguez Cárdenas (Siempre Unidos) pagó S/30,723 por la refacción de la calle Alfonso Ugarte. El trabajo fue hecho por Delko Industrial, una empresa peruana que se presenta como especialista “en el desarrollo, fabricación y distribución de productos innovadores para la Industria de la construcción desde 1993”.

El gerente general de la compañía, Jorge Soto Cebrián, dijo a El Comercio que la calzada empezó a pelarse debido a que fue utilizada por los vecinos antes de que el material se afianzara correctamente al suelo.

“Algunos vecinos no han respetado el momento del secado y han pasado con sus vehículos o sus bicicletas. El polímero requiere un [tiempo de] secado más largo que el asfalto”, señaló Soto Cebrián. Añadió que los daños en la vía son “superficiales” y serán corregidos hoy mismo.

La pista empezó a descascararse días después de que los obreros terminaron los trabajos. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)
La pista empezó a descascararse días después de que los obreros terminaron los trabajos. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)

En un comunicado enviado a este Diario, la Municipalidad de Barranco explicó: “Lo que se ha levantado y hemos visto en imágenes es el sellador impermeable, el cual evita que el agua penetre dañando la base de la pista. Este material seca desde el exterior hasta el interior, por ello era necesario que la pista tenga unos días sin vehículos ni tránsito peatonal para su secado correcto”.

Sin embargo, el ingeniero civil Néstor Huamán Guerrero, experto en evaluación de pavimentos con 30 años de experiencia, sostiene que el problema va mucho más allá. “Este material es un sellador y esa capa debió ir sobre concreto asfáltico. Una parte la han colocado sobre una base granular y otra sobre concreto en mal estado. Creo que [el polímero] ha sido mal utilizado, posiblemente por desconocimiento”, relató a este Diario.

Huamán Guerrero, máster en Ciencias con mención en Ingeniería de Transportes por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), señala que la solución no pasa solo por parchar las zonas más afectadas. “Como tú mismo has visto, por donde agarres, esa capa se va a levantar. Hay un mal proceso constructivo y lo que quisiera ver cuál es el proyecto que se ha hecho para la obra”, aseveró.

De acuerdo a la comuna, “vehículos, motos, ciclistas y peatones” cruzaron Alfonso Ugarte “mientras se desarrollaban los trabajos”, por lo que “se ha tenido que colocar de manera permanente personal de serenazgo e incluso bloquear el tránsito”.

No obstante, Cecilia Olcese afirma que en ambos lados de la calle en la que vive desde hace más de cuatro años se colocaron cercas y no hubo circulación de vehículos motorizados. “La gente tampoco es loca de salir, embarrar y malograr las cosas”, agregó.

El ingeniero Néstor Huamán, experto en pavimentos, sostiene que el material fue mal utilizado en esta obra y que continuará dañándose. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)
El ingeniero Néstor Huamán, experto en pavimentos, sostiene que el material fue mal utilizado en esta obra y que continuará dañándose. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)

–Forma y fondo–

El representante de Delko Industrial también reconoce que la calzada tiene desniveles y que el acabado pudo haber sido otro, pero que el encargo que recibió de la Municipalidad de Barranco fue parchar baches, no construir una pista nueva.

“Está feo, sí, yo no te digo que esté lindo. A mí tampoco me gusta, pero se puede mejorar. Ya no depende de mí, nos han pagado para tapar huecos. No estás comprando algo nuevo, estamos comprando algo por el momento, si quieres”, declaró Soto Cebrián.

La ficha técnica que Delko Industrial –empresa que trabaja por primera vez con el sector público, según su gerente general– envió a El Comercio indica que el polímero empleado para la pista de Barranco es “duradero, ecoamigable y muy económico”, y puede ser usado para el “parchado de pistas por su excelente adhesividad, impermeabilidad, antideslizante y resistencia”.

Parte del documento enviado por Delko Industrial a este Diario.
Parte del documento enviado por Delko Industrial a este Diario.

Al respecto, el ingeniero Huamán Guerrero comenta que efectivamente se trata de un material que se usa en obras en Estados Unidos, Asia y Europa, pero con una planificación adecuada. “El material puede ser bueno, pero lo han usado mal”, apunta.

“Este polímero se adapta a la forma del pavimento. Si la pista está hundida, se hundirá también. Esto no se coloca para evitar baches, sino como un material de prevención para que la pista no se malogre por agentes externos como rayos solares, ultravioletas y agua. El polímero va colocado sobre una superficie debidamente trabajada”, enfatizó.

Finalmente, el municipio especificó que la obra aún no se entrega y que “en los próximos días se continuarán las labores de corrección”. Asimismo, se cuenta con una garantía de tres años, por lo que “podrá seguir corrigiendo alguna observación en caso se deba”. Los vecinos de Barranco esperan que así sea.

El municipio de Barranco dijo que la obra aún no se entrega y que “en los próximos días se continuarán las labores de corrección”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)
El municipio de Barranco dijo que la obra aún no se entrega y que “en los próximos días se continuarán las labores de corrección”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)

Después de la publicación de este reportaje, la Municipalidad de Barranco compartió un video en el que el empresario Jorge Soto Cebrián explica que en el jirón Alfonso Ugarte “hemos hecho un trabajo resistente y duradero”.

“Hay algunas correcciones que se van a hacer, porque en realidad la gente no ha respetado. Hay muchos vehículos que han pasado mientras se estaba fraguando. Si fuera un trabajo mal hecho, toda la pista se estaría levantando. No es el caso, no está pasando eso”, argumentó.


Si tienes algún reclamo o denuncia sobre tu distrito, cuéntanos tu caso y envíamos fotos y videos a desdelaredaccion@comercio.com.pe.