(Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)
(Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)
Claudia Sovero Delgado

En julio, el alcalde de Lima, Luis Castañeda, dijo que los puentes Leoncio Prado y Junín, que se construyen sobre la a la altura de Miraflores y Surquillo, estarían listos a mediados de octubre. Sin embargo, esta fecha ha sido aplazada.

Carlos Bringas, de la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape), organismo adscrito a la Municipalidad de Lima, confirmó ayer que las obras concluirán recién a mediados de noviembre. “Hay contingencias en el montaje y desplazamiento de las estructuras metálicas”, explicó.

El funcionario detalló que ya están colocados los arcos y las vigas principales y transversales. Según informó, lo que falta es iniciar la construcción de los tableros y las losas de concreto.

—Arcos amarillos—
Sobre los arcos amarillos que llevan estos puentes, el funcionario de Emape señaló que es una innovación y que el color responde a una elección de la autoridad.

Desde el punto de vista estético, el urbanista Augusto Mendoza opinó que estos generan bulla y distorsión en la Vía Expresa.

Por su parte, el ingeniero Alejandro Sánchez, especialista en puentes, dijo que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones exige que en las obras viales del país se use el color RAL 2004, que es parecido al naranja. Bringas dijo que usar ese color no es obligatorio. 

Lee también: