Plan que dispone peatonalizar el Centro de Lima. Obras se iniciarán el próximo año. (Foto: Alessandro Currarino)
Plan que dispone peatonalizar el Centro de Lima. Obras se iniciarán el próximo año. (Foto: Alessandro Currarino)
Cristina Fernández

Luz Enríquez es comerciante en el Centro de Lima desde hace veinte años. Empezó con un puesto de ropa en el jirón Huallaga y se trasladó al jirón Ucayali cuando este, junto al jirón Ica, fue peatonalizado por la gestión de Susana Villarán, en el 2012. “Al poco tiempo [de los trabajos] más locales se abrieron en esta zona, había más gente y más movimiento. La terminó siendo positiva”, evalúa.

En aquel momento, los trabajos de peatonalización fueron cuestionados por sus consecuencias en el tráfico, pero con el tiempo, la mayoría aprobó esta medida. “Susana Villarán intentó avanzar. A Castañeda no le interesó mucho. Ahora vemos un alcalde mucho más interesado que ojalá concrete este plan que en todos los sentidos será beneficioso para la ciudad”, precisó el urbanista Angus Laurie, quien en el 2012 participó en el desarrollo de un estudio sobre cómo peatonalizar el Centro Histórico.

(Foto: Fernando Sangama)
(Foto: Fernando Sangama)

A fines del 2014, se presentó un plan maestro para la recuperación del Centro de Lima proyectado al 2035. Pero este fue observado en el 2016 por el Ministerio de Cultura y ese mismo año se empezó a elaborar un nuevo documento. Este año, al inicio de su gestión, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, se comprometió a sacar adelante el proyecto. Así, para agilizar los trabajos de peatonalización en marzo, empezó con un plan piloto en varias calles.

En entrevista con El Comercio, el burgomaestre metropolitano informó que el plan de recuperación del Centro Histórico de Lima ya fue aprobado por el Ministerio de Cultura y en octubre será debatido en sesión de concejo para la pronta publicación de la ordenanza que, como parte de este, establecerá también la peatonalización del centro de la ciudad.

Las próximas obras

“Si hubo una demora, se debió a las observaciones realizadas por instituciones y especialistas. El plan incluso estuvo a disposición de la ciudadanía y ahora que se han tomado en cuenta todas las opiniones esperamos la aprobación del concejo”, indicó Muñoz.

(Foto: Fernando Sangama)
(Foto: Fernando Sangama)

Según el plan de la Municipalidad de Lima, la peatonalización implicará la mejora del pavimento, el cambio de mobiliario, de la iluminación pública, la arborización de calles y el ordenamiento de los cables aéreos de telecomunicaciones. Además, un mejor mantenimiento de las fachadas de las iglesias, de inmuebles de valor patrimonial y de su entorno.

El alcalde indicó que las obras físicas de peatonalización, inicialmente en las calles que este año fueron intervenidas con el plan piloto, empezarán el próximo año y serán financiadas con recursos propios de la municipalidad.

Rampas y ciclovías

Jesús Quispe Contreras es un comerciante con discapacidad que se desplaza en silla de ruedas desde su casa en el Rímac hasta el Jirón de la Unión, donde desde el 2001 tiene un puesto de golosinas. Él se muestra a favor de la peatonalización de más calles, pero pide que se construyan rampas y vías más accesibles.

(Foto: Violeta Ayasta)
(Foto: Violeta Ayasta)

Según el alcalde de Lima, la peatonalización tiene en cuenta la construcción de vías más accesibles, así como de ciclovías y estacionamientos para bicicletas.

Mariana Alegre, directora del Observatorio Lima Cómo Vamos, explicó que todo proceso de peatonalización toma tiempo y genera molestias, pero termina siendo positivo para el Centro Histórico, los negocios, el turismo, la calidad del aire y, en especial, las personas. “Las propiedades tendrán mayor valor, pero hay que tener cuidado para evitar que se genere un proceso de gentrificación, es decir, que se expulse a la población original. Ojalá sirva de ejemplo para otras ciudades del país”, señaló.

(Foto: Fernando Sangama)
(Foto: Fernando Sangama)

El alcalde de Lima remarcó que su gestión busca promover la ‘caminabilidad’ para que más personas puedan disfrutar de la ciudad. “Se han hecho evaluaciones que nos permiten saber que las consecuencias en el plano turístico, comercial, de transporte e impacto al medio ambiente serán positivas”, concluyó Muñoz.