(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

Ante la polémica que se desató por el diseño de los nuevos puentes vehiculares sobre la , la directora nacional de relaciones institucionales del Colegio de Arquitectos del Perú, arquitecta Gina Chambi, indicó que ambas estructuras tienen que evaluarse para conocer si descongestionarían el tránsito de la zona.

Ayer, el electo alcalde de Lima Metropolitana, señaló que, de acuerdo a técnicos a los que ha consultado, los arcos metálicos de color amarillo colocados sobre los puentes no tendrían una utilidad técnica.

Al respecto Chambi precisó que por el tipo de puente, sí se podrían necesitar los arcos, pero que el verdadero cuestionamiento debe girar en torno a su utilidad. “Son puentes provisionales que se pueden armar y desarmar. En el diseño de este tipo de puentes sí (la necesidad de los arcos), porque descansa en ambos lados y hay unos cables que van a ayudar a mantener el puente. Solo hay que ver su funcionalidad para aliviar el tránsito”, declaró la especialista para 90 Matinal.

La arquitecta indicó que ambas estructuras (puente Junín y Leoncio Prado, los cuales unen Miraflores y Surquillo) no descongestionaría el paso de los vehículos, porque la circulación se desvía a calles más angostas.

Sobre el color, señaló que el revuelo causado por los arcos amarillos sería porque distrae la vista de los conductores.

“Más allá de la estética, es una cuestión funcional. Este puente (Junín) comunica con calles secundarias que no van a ayudar, porque va a congestionar otras calles”, sentenció la experta.

Puentes nuevos sobre la Vía Expresa