Redacción EC

Gran malestar mostraron decenas de pasajeros de diversas empresas de transporte en el , cuando los agentes de la Policía intervinieron coasters y buses para verificar si tanto las unidades como los choferes cumplían con todos los requisitos que dispone la ley para circular.

Solo en la Av. La Marina, entre las 7 a.m. y las 10 a.m., se detectó 11 casos donde el chofer que conducía tenía la licencia vencida por acumulación de puntos o manejaba con un permiso que no correspondía al del transporte público. Cada una de las unidades intervenidas y en falta fueron enviadas al depósito municipal del Primer Puerto, mientras que las licencias de los choferes fueron decomisadas.

Las molestias de los pasajeros se debían a la pérdida de tiempo en bajar de la unidad y conseguir otra para proseguir con sus viajes.