El inmueble monumental, ubicado entre los jirones Callao y Cañete, está tugurizado y podría desplomarse. (Foto: Facebook Lima Antigua)
El inmueble monumental, ubicado entre los jirones Callao y Cañete, está tugurizado y podría desplomarse. (Foto: Facebook Lima Antigua)
Claudia Sovero Delgado

Un cartel de “inmueble declarado inhabitable” fue colocado por la actual gestión municipal en una casona de tres pisos, ubicada entre los jirones Callao y Cañete, en el Cercado de Lima; sin embargo, personas aún no identificadas borraron las dos primeras letras y ahora se lee lo contrario: “habitable”. Esta casona fue declarada inhabitable y en estado de tugurización hace 11 años, mediante la resolución de la Subgerencia de Autorizaciones Urbanas 1091-2008.

En dicho documento se señala que “[…] la antigüedad de elementos constructivos y falta de mantenimiento han generado el alto deterioro y vulnerabilidad de sus estructuras, incrementado por el alto grado de humedad en sus muros; a ello se suma la condición de insalubre y la deficiencia de iluminación y ventilación de los ambientes que determinan su estado de tugurización”.

Pese a esto, aún hay personas que viven en el lugar, ubicado a seis cuadras de la Plaza de Armas de Lima.

El especialista en patrimonio cultural Enrique Bonilla asegura que estas situaciones suceden porque a la fecha no hay un plan urbano para el Centro Histórico de Lima.

“La renovación urbana es necesaria, porque los inmuebles declarados inhabitables ya son difíciles de recuperar; sin embargo, el Estado no puede hacer más porque muchos de esos predios son de propiedad privada”, dijo.

–Respuesta de la comuna– La Municipalidad de Lima envió un comunicado en el cual señala que al ser propiedad privada y monumento histórico, se tienen limitaciones para intervenir en la edificación. No obstante aseguró que realizarán una inspección en el inmueble en los siguientes días.

La comuna señaló que este inmueble ya había sido declarado en estado inhabitable en el 2008, mientras que en el 2013 en estado de tugurización con fines de renovación urbana.

Según informó el municipio, el 2 de enero de 2019, se produjo un derrumbe en un pasaje al interior de dicho predio, que afectó a 31 familias por lo que la comuna limeña estableció un albergue temporal en la Plazuela Monserrate.

El 20 de febrero, con presencia del Ministerio Público y de la Policía Nacional del Perú (Dirección de Investigación Criminal), se realizó una diligencia para verificar las condiciones de seguridad del inmueble.

“En esa fecha se informó a sus habitantes la condición de riesgo alto de colapso del predio, es decir su condición de inhabitable, por lo que las autoridades concurrentes y el personal técnico exhortó a mantener desocupado dicho espacio”, indicaron.