Este inmueble fue construido en 1912 por los arquitectos italianos Raymundo y Guido Masperi. El la actualidad luce así. (Foto: Renzo Salazar / GEC)
Este inmueble fue construido en 1912 por los arquitectos italianos Raymundo y Guido Masperi. El la actualidad luce así. (Foto: Renzo Salazar / GEC)
Redacción EC

La restauración del , patrimonio ubicado en la cuadra 8 de la avenida Nicolás de Piérola, frente a la plaza San Martín, y que se incendió hace dos años, aún no se puede concretar debido a una serie de trabas, entre ellas, que es propiedad privada y que no existen normas que faciliten alternativas para la financiación de proyectos o la compra del inmueble para fines restaurativos.

Este centenario edificio, , luce prácticamente igual desde que las llamas de una de las chimeneas de la pollería Roky’s, uno de los tres locales que allí funcionaban, lo consumieron la madrugada del 28 de octubre del 2018.

Este edificio es propiedad privada y que no existen normas que faciliten alternativas para la financiación de un proyecto y la compra del inmueble para fines restaurativos. (Foto: Renzo Salazar / GEC)
Este edificio es propiedad privada y que no existen normas que faciliten alternativas para la financiación de un proyecto y la compra del inmueble para fines restaurativos. (Foto: Renzo Salazar / GEC)

¿Por qué se hace difícil la restauración de predios?

En el 2016 y el 2017, la Ley General de Presupuesto asignó S/70 millones para que el Ministerio de Cultura (Mincul) invierta, entre otros fines, en la restauración de predios privados declarados Patrimonio Cultural de la Nación. . Vale decir que la mayoría de estos predios están tugurizados, tienen más de un propietario y muchos tienen condición de ruinas.

Del total de predios virreinales y republicanos, el 70% tiene dueños privados, el 20% pertenece a la Iglesia Católica y el 10% al Estado; sin embargo, casi todos los incentivos legales y tributarios para promover inversiones no aplican para predios privados.

En el caso del edificio Giacoletti, por ejemplo, ni las donaciones culturales ni el régimen de obras por impuesto son aplicables para que una empresa invierta en su restauración a cambio de beneficios tributarios, ya que ambos mecanismos solo permiten invertir en bienes de propiedad del Estado o de organismos sin fines de lucro.

Del total de predios virreinales y republicanos, el 70% tiene dueños privados, el 20% pertenece a la Iglesia Católica y el 10% al Estado. (Foto: Renzo Salazar / GEC)
Del total de predios virreinales y republicanos, el 70% tiene dueños privados, el 20% pertenece a la Iglesia Católica y el 10% al Estado. (Foto: Renzo Salazar / GEC)

La opción que queda es la expropiación del predio. Según la Ley del Patrimonio Cultural, esto se puede hacer cuando el monumento está en peligro y el dueño no puede recuperarlo. Sin embargo, este es un camino aún más engorroso. A todas luces, lo ideal es que el dueño invierta su dinero en su predio, que es monumento histórico, pero para eso se hace necesarias mayores facilidades.

El caso de la Casona Larco

En el 2017, Arte Express concretó la adquisición de una de las ocho casonas emblemáticas de la plaza Dos de Mayo: la Casona Larco. Este inmueble se incendió en el 2014 y desde entonces quedó inhabilitada. El predio tiene más de 3.000 m2 entre sus tres pisos y demandará alrededor de dos millones de dólares para su restauración. La empresa luego alquilará los espacios.

Se esperaba que este proyecto concluyera en 12 meses, es decir, para el 2018. Sin embargo, vale decir que hasta el momento aún no se culmina. La casona Larco data de 1924 y su diseño fue culminado por uno de los arquitectos más importantes de la época: Ricardo Malachowski.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Incendio en la avenida Venezuela (Video: Canal N)

TE PUEDE INTERESAR