Durante doce horas los bomberos trabajaron para sofocar el incendio que dejó en ruinas el edificio más antiguo de la plaza San Martín, donde funcionaban dos pollerías y un hostal desde hace varios años.  (Foto: USI)
Durante doce horas los bomberos trabajaron para sofocar el incendio que dejó en ruinas el edificio más antiguo de la plaza San Martín, donde funcionaban dos pollerías y un hostal desde hace varios años. (Foto: USI)
Redacción EC

El Centro Histórico de Lima volvió a verse afectado ayer por un incendio que dejó en ruinas el edificio más antiguo de la plaza San Martín, a unos pasos de lo que fue el Teatro Colón. El siniestro empezó aproximadamente a la 1 a.m. en la chimenea de la pollería Rocky’s, ubicada en el primer piso del inmueble afectado, que se encuentra entre el jirón Quilca y la cuadra 8 de la avenida Nicolás de Piérola.

Durante mucho tiempo el edificio fue conocido como El Giacoletti, en referencia a Pedro Giacoletti, un italiano que abrió una confitería en el primer piso de la estructura y que funcionó hasta los años 30.

“Cuando fui a servir una gaseosa en una de las mesas del segundo piso de la pollería me di cuenta de que estaban saliendo unas chispas de la chimenea”, relató uno de los mozos de la pollería. A la hora del incendio aún había comensales en el establecimiento, quienes tuvieron que abandonar el lugar.

Los trabajadores retiraron varios balones de gas para evitar explosiones. En el edificio también funcionaba la pollería Norky’s y el hostal San Martín. “A la una y cuarto de la mañana, recibimos una llamada telefónica para avisarnos del incendio. Cuando llegamos las llamas estaban en la segunda y tercera planta. Todo ha quedado en escombros. Algunas estructuras afectadas caían”, detalló uno de los bomberos. Las tareas se prolongaron por casi 12 horas. Intervinieron más de 100 bomberos para apagar el fuego. No se reportaron víctimas.

Un bombero indicó que la causa del incendio habría sido un cortocircuito. “Una señorita que atiende en la pollería avisó al hotel para que las personas hospedadas salieran de inmediato porque el fuego se extendía”, dijo un trabajador del local.

La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, informó que un equipo de su sector evalúa el estado del edificio. “Nos toca hacer el inventario de los daños y una evaluación para saber si el bien todavía puede ser recuperado o si ya no cabe otra cosa que la demolición por un tema de seguridad”, declaró a Radio Programas. También recalcó que espera trabajar en coordinación con el próximo alcalde de Lima, Jorge Muñoz, para la recuperación del Centro Histórico de Lima.

El fuego se los llevó 

4/11/2012
Un incendio en el primer piso de El Buque, solar construido en 1753 en el cruce de los jirones Junín y Cangallo, en Barrios Altos, hace colapsar la estructura de quincha de gran parte del edificio. No hubo heridos. Diecisiete familias fueron evacuadas.
16/10/2014
Una casona de 90 años de antigüedad, entre la avenida Alfonso Ugarte y el pasaje Zamora, en la plaza Dos de Mayo, sucumbe por un incendio.
9/6/2016
El fuego consume una casona de la cuadra 8 del Jirón de la Unión y la deja inhabitable. El siguiente año volvió a producirse un siniestro en la misma casona.
1/1/2017
Otra casona de la plaza Dos de Mayo resulta dañada por un incendio. Allí funcionaba una tienda de instrumentos musicales y un colegio.
5/5/2018
Un incendio afecta la histórica casona Pancho Fierro, en el Cercado de Lima. En el inmueble, ubicado en la primera cuadra del jirón Ica, funcionaba la pollería Villa Chicken. El fuego habría sido causado por una explosión en la cocina.

Juan Carlos Barrios, vocero de la gerencia de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima, informó que la pollería Rocky’s contaba con los certificados de Defensa Civil y licencia de funcionamiento para comercio.

—La historia del edificio—
En 1912, el edificio fue construido por los hermanos Masperi, reconocidos arquitectos italianos en esos tiempos. El historiador Juan Orrego precisó que el edificio fue premiado por la Municipalidad de Lima con una medalla como la mejor construcción. El inmueble de tres pisos incluso era más antiguo que la plaza San Martín, que se inauguró el 27 de julio de 1921. Para el historiador, la Municipalidad de Lima no debe permitir negocios relacionados con el uso de cocinas en edificios declarados patrimonio histórico como este.

Vladimir Velásquez, director del proyecto Lima Antigua, cuyo objetivo es proteger el patrimonio histórico de la capital, detalla que a lo largo del tiempo, el edificio pasó por una importante modificación arquitectónica. “Tenía un decorado en la fachada con elementos modernistas o llamados Art Nouveau, pero en los años 40 se eliminan estos detalles artísticos para tener un diseño un poco más plano y regular a los otros edificios que rodean la plaza”, detalló.