Richard Huaraca tiene más de 20 años criando codornices. Gracias a su granja ha sacado adelante a su familia y ayuda a sus vecinos cuando los necesita. (Alessandro Currarino / GEC)
Richard Huaraca tiene más de 20 años criando codornices. Gracias a su granja ha sacado adelante a su familia y ayuda a sus vecinos cuando los necesita. (Alessandro Currarino / GEC)
Gladys Pereyra Colchado

Si Richard Huaraca tiene que elegir entre comer o alimentar a sus codornices, no lo piensa dos veces. La prioridad son las aves. Por eso, cuando empezó la cuarentena y se quedó sin recursos para mantenerlas, prefirió donarlas. “No las podía dejar morir viendo que había tanta gente necesitada de un plato de comida. Si no las regalaba hubiera sido una maldad”, cuenta.

MIRA: Fue secuestrado por Sendero cuando tenía 14 años y 34 años más tarde se reencuentra con su familia

El 23 de marzo, desesperado por no tener dinero para sostener su granja, hizo la convocatoria en Facebook. En el video del anuncio, no pudo contener las lágrimas porque su negocio desde hace más de 20 años había tocado fondo, sus animales estaban empezando a morir y no podía salir a vender debido al aislamiento social obligatorio. Solo pedía que quien esté pasando necesidades como él vaya a su fundo en Lurín. Ese día repartió unas 7.000 codornices y miles de huevos.

La relación de Richard con las codornices empezó en el año 1994. Entonces tenía 24 años y había emigrado desde Andahuaylas con la intención de estudiar ingeniería agrónoma, pero una parálisis facial cambió sus planes. Sin dinero en la capital, empezó a vender huevos de codorniz en La Parada junto a su hermano mayor.

Richard Huaraca empezó vendiendo huevos de codorniz en La Parada a inicio de la década de los 90. (Alessandro Currarino / GEC)
Richard Huaraca empezó vendiendo huevos de codorniz en La Parada a inicio de la década de los 90. (Alessandro Currarino / GEC)

“En esa época nadie compraba los huevos. pelábamos como 1.000 diarios solo para hacer degustar, ese era nuestro marketing. Así fuimos los impulsores de las carretillas”, cuenta. Dos años después, empezó su propio criadero.

Hoy es un experto en la temperatura, nivel de luz, cantidad de agua y los cuidados que necesita una codorniz para producir huevos de calidad. Antes de la pandemia, tenía unos 35.000 ejemplares y el 70% de su producción de huevos era distribuido a todo el país.

Necesita compradores porque porque su granja no deja de producir y el mercado se ha reducido debido a la pandemia. (Alessandro Currarino / GEC)
Necesita compradores porque porque su granja no deja de producir y el mercado se ha reducido debido a la pandemia. (Alessandro Currarino / GEC)

Con el estado de emergencia, los viajes interprovinciales se suspendieron y su mercado se redujo significativamente. “No hay dónde colocar el producto, se acumula y como no vendo tampoco puedo comprarles comida”, explica sobre su crítica situación. Por estas fechas sale de su casa a las 5 de la mañana para buscar compradores en varios distritos, pero es insuficiente.

Luego de su video en Facebook, recibió apoyo de la Municipalidad de Lurín, de la parroquia de Santa María de Villa María del Triunfo, de los ministerios de Producción y Agricultura; y de empresas privadas que compraron huevos y aves. Eso es lo que aún necesita: compradores porque su granja no deja de producir.

La granja de Richar Huaraca se ubica en el 'Fundo Casica’ en Lurín. (Alessandro Currarino / GEC)
La granja de Richar Huaraca se ubica en el 'Fundo Casica’ en Lurín. (Alessandro Currarino / GEC)

Él, por su parte, sigue haciendo donaciones a quien lo necesita. “No podré ayudar económicamente, pero sí con mis productos”, enfatiza. Dice que cuando empezó su negocio recibió mucho apoyo, ahora solo quiere retribuir esa ayuda con más solidaridad. En esta cadena, todos podemos contribuir.

Quienes deseen contactarse con Richard Huaraca pueden comunicarse al 968997477. Su granja se ubica en el ‘Fundo Casica’ en Lurín.

Todos los días, sale de su casa a las 5 am para vender sus productos en mercados y otros puntos de la ciudad. (Alessandro Currarino / GEC)
Todos los días, sale de su casa a las 5 am para vender sus productos en mercados y otros puntos de la ciudad. (Alessandro Currarino / GEC)


VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: EsSalud envía 33 ventiladores y 130 balones de oxígeno a regiones

Coronavirus en Perú: EsSalud envía 33 ventiladores y 130 balones de oxígeno a regiones 24/07/2020

TE PUEDE INTERESAR