Yasmin Rosas

A María Angélica Matarazzo de Benavides (31 de octubre de 1921) le gustan todas las flores, sin excepción ni favoritismos. Su admiración y devoción por la naturaleza es algo que la ha acompañado durante toda su vida y que se ve plasmado en los terrarios, suculentas, orquídeas y demás plantas que tiene acomodadas estratégicamente en su departamento de .

“Soy brasileña, de padres italianos. Llegué al Perú, en 1943, a los 22 años y me di cuenta que la gran falencia de la ciudad es que no cuenta con un jardín botánico. Otras capitales como Quito, Buenos Aires y Bogotá tienen no solo uno, sino varios de estos espacios. En Lima podrían decir que existe el de la Universidad San Marcos que está en la facultad de Medicina San Fernando, pero en su mayoría hay plantas medicinales y no se cumplen con las características que un jardín botánico debería tener para una ciudad como Lima”, acota la centenaria y reconocida antropóloga e historiadora.

LEE TAMBIÉN: #EstemosListos: ¿en qué consisten las nuevas edificaciones sismorresistentes?

Ese vacío fue el que hace siete años, cuando tenía 93, la impulsó a encabezar el proyecto . Antes del boom de las redes sociales, María Angélica utilizó Facebook como herramienta para poder llegar a más personas y compartir el ideal que permitirá honrar la diversidad de plantas del Perú.

La señora Matarazzo de Benavides viene impulsando desde hace varios años el proyecto para construir un jardín botánico en Lima. El 31 de octubre cumplió 100 años. (Foto: Renzo Salazar/ GEC)
La señora Matarazzo de Benavides viene impulsando desde hace varios años el proyecto para construir un jardín botánico en Lima. El 31 de octubre cumplió 100 años. (Foto: Renzo Salazar/ GEC)

A través de un fanpage, que en un principio tenía poco más de 300 seguidores, Matarazzo de Benavides compartía artículos de expertos en jardines botánicos y noticias ecológicas. A la fecha, la comunidad de amantes de la naturaleza ya ha superado a los 2 mil seguidores entre los que se comparte información y artículos especializados sobre los beneficios sociales y económicos que proporcionan los jardines botánicos de instituciones como el Botanic Gardens Conservation International y Royal Botanic Gardens-Kew, de Inglaterra, entre otras importantes entidades ligadas al tema.

LEE TAMBIÉN: Jardín Botánico de Trujillo: un pequeño paraíso de tranquilidad

Proyecto en marcha

Actualmente, el proyecto ya se está materializando y la Universidad Agraria de La Molina y los miembros de la Asociación Pro Jardín Botánico Nacional de Lima, fundada por Matarazzo y ahora encabezada por la bióloga Gabriela Orihuela, han establecido un acuerdo formal en el que la universidad cederá en uso 10 hectáreas de terreno para acondicionar el jardín botánico.

“Esto estaría muy bien para el alumnado de la universidad y sería muy accesible por la ubicación que tiene la zona. Esa es una gran esperanza. Desde nuestra asociación se está haciendo un inventario de todas las colecciones de plantas y colecciones botánicas en el país que son como 40. Solo en Lima hay 10. ¿Cuál es la finalidad de tener un jardín botánico? Se puede decir que estos espacios son multifacéticos porque tienen muchos aspectos científicos, de conservación, de educación, de deleite para el público y de desarrollo del turismo”, resalta María Matarazzo.

LEE TAMBIÉN: Cuando la princesa de Tailandia visitó el Jardín Botánico del Parque de las Leyendas

A la fecha, ya se han realizado ceremonias simbólicas con algunos organismos y autoridades locales y extranjeras interesadas en el proyecto. Desde el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica también se han expresado los deseos de apoyar el proyecto y su “deseo de hacer una red de jardines botánicos en todo el país”.

“Se calcula que un jardín botánico cuesta US$1 millón por hectárea, además se necesitan expertos para la jardinería, administración y organización. Nuestra esperanza es que la entidad que asuma la responsabilidad de hacer el jardín botánico, que podría ser una institución del Gobierno, contrate a los técnicos y especialistas. Si todo marchara de manera fluida y se recibe el apoyo necesario para sacar adelante el proyecto, quizá en dos años o en tres años ya se podría abrir al público, por lo menos una sección”, dice María Angélica, quien también cree que este proyecto ayudará a poner en la agenda pública el tema del cuidado del medio ambiente.

“Es necesario que los niños aprendan a cuidar la naturaleza y que en los colegios se den las herramientas para que se tome conciencia sobre los problemas ecológicos por los que atraviesa el mundo. Vemos que no se le toma una real importancia a estos temas. Hay eventos como la COP 26 en los que se hacen compromisos, pero no se tienen acciones concretas”, finaliza la centenaria que viene escribiendo un libro ilustrado para niños en donde resalta la importancia de cuidar las plantas y los árboles.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué será importante contar con el carné de vacunación contra el COVID-19?
A partir del 15 de diciembre se deberán cumplir nuevas medidas sanitarias implementadas por el Gobierno. Mediante un decreto supremo publicado en el diario El Peruano se oficializó el requerimiento del carné de vacunación para ingresar a lugares cerrados, realizar viajes y servicios. En el siguiente video te detallamos la nueva medida.


TAGS RELACIONADOS