El pionero del skate en el Perú comparte su pasión en familia
El pionero del skate en el Perú comparte su pasión en familia

Si no fuera por el pelo canoso (y porque lleva la camiseta metida dentro del pantalón), Dayal Gayoso no parecería un hombre de 64 años sino un adolescente que zigzagea con su skate entre los carros a toda velocidad. 
 
Comenzó a los seis años y no paró hasta convertirse en uno de los pioneros de ese extraño deporte que recién se creaba en Estados Unidos en la década del 60. "Una tía que vivía en California me trajo un skateboard y solito comencé a aprender", explica Dayal Gayoso sobre los inicios de su pasión. 
 
Por la década del 70, Dayal Gayoso y un grupo de 15 amigos buscaban sin descanso nuevas pistas de bajada que les permitieran deslizarse con sus skateboards en Lima. Fue así que logró su más grande hazaña: ser el primero de su generación en atreverse a zigzagear por toda la bajada de Armendáriz, en Miraflores. 
 
Una vez que formó una familia, hizo lo propio con sus dos hijos: Sidyk y Neil. Antes de que cumplieran el año, ambos ya sabían arrastrarse en el skate. Tampoco dudaron en echar raíces sobre esa pasión y continuar el legado de su papá. Fue el mayor de ellos, Sidyk, quien transmitió esa pasión a la tercera generación: Amelie y Dylan, los primeros nietos de Dayal. 
 
Entérate más de la historia de esta familia sobre ruedas en la edición de hoy de la revista Somos.