(Captura Cuarto Poder)
(Captura Cuarto Poder)
Redacción EC

‘Martin Gurrionero Boy’ utilizaba oficinas dentro del hospital – Cajatambo, sellos oficiales y coordinaba con proveedores del Estado. Sin embargo, el verdadero Martín Gurrionero Boy es un anciano de 80 años a quien este estafador le robó la identidad para engañar al nosocomio del Minsa y llevarse más de 3 millones de soles en insumos médicos.

Un informe de Cuarto Poder reveló que el estafador –cuya identidad está en investigación– logró infiltrarse en el hospital de Barranca durante tres meses sin que nadie, ni el director de ese nosocomio, el doctor Jorge Morón Ochoa, lo notara.

Para concretar su engaño, se hizo pasar como jefe de una ONG que iba a firmar un convenio para ayudar a los damnificados de El Niño costero en las provincias del norte de Lima. Todos le creyeron.
Es así que en marzo pasado, escribió a un grupo de proveedores del Estado desde el email adquisiciones@redhospitalariabarrancacajatambo.gob.pe, una cuenta supuestamente oficial del Hospital de Barranca, para invitarlos a cotizar sobre una larga lista de equipos médicos y de laboratorio.

Para coordinar las ventas, algunos proveedores se reunieron con el estafador dentro de las instalaciones del hospital y sus cotizaciones recibieron sellos originales de recepción. Ambas circunstancias hicieron que los empresarios confiaran en la legitimidad del negocio.

En total 17 proveedores del Estado dejaron productos e insumos médicos valorizados en S/ 3 millones en un almacén ubicado cerca del hospital, lugar que antes había sido alquilado por la Diresa de Huacho. Sin embargo, cuando les tocó cobrar por los insumos, el supuesto Martin Gurrionero Boy desapareció. 

Según los testimonios recogidos por la Policía, el estafador decía ser pastor evangélico y cabeza de una la ONG que estaba a punto de firmar un convenio con Jorge Morón Ochoa, el director del Hospital de Barranca, quién ahora ha sido involucrado en el escándalo.

Lee también: