María del Carmen Yrigoyen

La suboficial técnico de segunda de la Policía Nacional Carmen Anaya Avendaño, de 43 años, recibió ayer un diploma de honor al mérito. La noche del domingo 30 de setiembre, en Carabayllo, ella se lanzó contra un hombre que había tomado de rehén a su propio hijo de 5 años y amenazaba con soltarlo desde un tercer piso.

“Llegué al inmueble a medianoche, pero mis compañeros estaban desde las 10 p.m. intentando razonar con el sujeto. Este estaba encerrado con el bebe y nadie se atrevía a romper la puerta por temor a que fuera a botarlo por la ventana”, cuenta la agente. 

La mamá del pequeño fue quien alertó a la PNP. Horas antes había intentado cortar la relación con el agresor. Este, en represalia, golpeó a ambos. Después amenazó con matar a su propio hijo.

"La madre me advirtió que era un hombre violento. Intenté usar la psicología con él. Después de un rato aceptó que entrara a la habitación a hablar con él con la condición de que fuera sola y desarmada”, recuerda. Ya adentro, Anaya fue acercándose de a pocos al sujeto, que portaba un cuchillo. Cuando estuvo a menos de un metro, se tiró sobre él para neutralizarlo.

“En el forcejeo, nos dimos contra la ventana y caímos al piso. En ese momento entraron mis colegas y me auxiliaron”, afirma. Producto de ese forcejeo, Anaya sufrió cortes leves en las manos. "Ya cicatrizaron. Lo importante era salvar al niño", añade.

La Región Policial de Lima, en una ceremonia, reconoció ayer su “coraje y mística”.

—Trayectoria—
Anaya cumplirá en diciembre 19 años en la policía. Hasta el 2013 sirvió en Pucallpa. Luego fue trasladada a Lima y trabajo en varias dependencias del Rímac y San Juan de Lurigancho.

Desde el 2016 labora en el área de Familia de la dependencia de Santa Isabel, en Carabayllo. 

Lea también...