Ana Briceño

El venezolano Robert Rodríguez Rivas y su enamorada, de la misma nacionalidad, Génesis García Avilés, son los presuntos cabecillas de la banda que planificó y asaltó la joyería Casa Banchero, ubicada en el segundo piso del centro comercial Jockey Plaza, en Surco. El hecho sucedió el viernes a las 10:55 a.m. Ambos fugaron del país el 25 de junio, es decir, tres días después del robo, informó ayer el jefe de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), Juan Sotil. “Salieron vía terrestre con destino a Ecuador, según su registro migratorio”, detalló.

El general resaltó que la banda estuvo conformada por 12 personas, un peruano y 11 venezolanos. De ellos solo ha sido detenido Francis Medrano Morote, un prontuariado delincuente del Callao que proporcionó un automóvil robado a la banda para cometer el atraco. El Poder Judicial ha dictado ocho meses de prisión preventiva contra él por este caso.

El general Sotil resaltó que aún no se ha determinado el monto de lo robado.

Rodríguez y García habían llegado al Perú el 5 de mayo. Vivían juntos en San Luis. Se presume que los demás venezolanos también habrían fugado del Perú. “Ella se encargaba de monitorearlos por mensajes de audio [en los que les decía] por dónde debían salir del Jockey Plaza, todas las movidas”, dijo el oficial.

El general Sotil remarcó que están tramitando con la Interpol la búsqueda internacional de los hampones. Si regresan al Perú, dijo, serán enmarrocados. 

Lee también: