Los agentes de la comisaría de Manchay le han perdido el rastro y ahora está libre. (Foto: Captura/América Noticias)
Los agentes de la comisaría de Manchay le han perdido el rastro y ahora está libre. (Foto: Captura/América Noticias)
Redacción EC

Un sujeto que estuvo preso en el penal Castro Castro por violación desde agosto del 2017 salió en libertad hace diez días e intentó ultrajar sexualmente a la recepcionista de un hostal en , en el distrito de Pachacámac.

Según “América Noticias”, Joel Álvaro Espíritu Vidarte usó un cable para someter a la recepcionista, quien se defendió y logró huir. Luego, el hombre escapó como se muestra en las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local.

“Me decía que quería estar conmigo. Que yo no voy a hacer nada si él hace algo conmigo y que tiene amigos policías”, contó la víctima.

En agosto del 2017, Joel Álvaro Espíritu Vidarte fue detenido por haber ultrajado sexualmente, también en Manchay. Tras pasar varios meses en prisión, el Primer Juzgado Penal de Lima Este le otorgó a Espíritu Vidarte la condición de detención domiciliaria.

En esa ocasión, llegó al hostal y pidió una habitación. Dijo que su novia llegaría minutos después y a través de engaños, hizo que la joven recepcionista ingresara a su cuarto.

Las cámaras de videovigilancia también lo captaron huyendo después de ultrajar a la trabajadora, contó la administradora del hostal en esa ocasión.

Los agentes de la comisaría de Manchay le han perdido el rastro y ahora está libre.

Lima