Redacción EC

Casi un día lleno de angustia fue el que vivió Elisa Guevara y Juan Daniel Javier, padres de una niña de solo ocho años que de su casa ubicada en el sector de Piedra Liza, en el distrito del Rímac, tras recibir un regaño de su madre.

Según contó Elisa Guevara, ella le jaló el cabello a su hija por no haber hecho sus tareas. "Después de eso agarró su cuaderno y yo me fui a la cocina a servir el almuerzo. Cuando regresé, la puerta de la calle estaba junta y ella ya no estaba", relató a América noticias.

La última vez que la vieron el domingo 6 de abril fue a las 4 p.m., cuando salió de su casa. Luego, ambos padres salieron en su búsqueda, pero ni siquiera con la ayuda de los vecinos pudieron encontrarla.

La suerte llegó hoy al mediodía, cuando un vecino del Rímac contactó a la policía. Había encontrado a la pequeña sentada en un banco del parque ubicado frente a la municipalidad distrital, a kilómetros de distancia de su casa. La Comisaría de Piedra Liza está realizándole exámenes médicos para comprobar su salud, pero la niña ya está en compañía de sus padres.