Redacción EC

Más de 200 personas que se identificaron como seguidoras del presidente regional de Áncash, César Álvarez, llegaron hasta el frontis de la Dirección de Investigación Criminal donde el investigado por asociación ilícita y homicidio cumplió hoy 47 años de edad.

Provistos de pancartas y banderolas, los manifestantes lanzaron arengas en favor de la libertad de Álvarez. Además, criticaron la labor del presidente de la República, Ollanta Humala, así como al titular del Congreso, Fredy Otárola.

Una mujer que encabezaba el grupo se sacó la blusa en señal de protesta y permaneció solo en ropa interior. Además, otro de los concurrentes llevó una torta que llevaba la inscripción “Feliz cumpleaños César Álvarez” en señal de conmemoración.

Después se unieron a la masa Milagros Asian, esposa de Álvarez, así como los dos hijos de ambos. Ello pese a que días atrás la mujer había asegurado que no iba a exponerlos.

Álvarez está en la Dirincri desde el viernes último, luego de que el Tercer Juzgado Penal Nacional ordenara su detención preliminar por 15 días así como las de 29 personas presuntamente vinculadas a su entorno. Algunos de los 30 requeridos por la justicia son acusados de asociación ilícita para delinquir y otros por homicidio calificado. Esta supuesta red criminal es investigada por el asesinato del ex consejero regional Ezequiel Nolasco, ocurrida en marzo.