Contralor dice que cada año su entidad hará informes sobre seguridad ciudadana y se evaluarán los avances de las comisarías y municipios.
Contralor dice que cada año su entidad hará informes sobre seguridad ciudadana y se evaluarán los avances de las comisarías y municipios.
Rodrigo Cruz

Por primera vez, la contraloría ha puesto en la mira la inseguridad ciudadana. Como consecuencia de un nuevo enfoque preventivo y la realización de más de 150 audiencias públicas, esta entidad se propuso este año realizar un informe de control que reflejara cómo las comisarías y municipalidades enfrentan esta preocupación nacional. El contralor Nelson Shack recibió a este Diario para hablar sobre los hallazgos de esta entidad.

Revise y entérese, entre otras cosas, de cuánto destina la municipalidad de su distrito en seguridad ciudadana.

—¿Por qué hicieron un informe sobre seguridad ciudadana?

Estamos en un gran proceso de reestructuración del sistema nacional de control. Ya no solo queremos preocuparnos en sancionar una inconducta funcional o casos de corrupción a través de las típicas audiencias de control posterior. También queremos preocuparnos por el desempeño de la función pública, por la provisión de bienes y servicios que son más críticos para el ciudadano. Para ello, hemos desarrollado todo un nuevo modelo de control concurrente con un enfoque mucho más preventivo.

—Y dentro de esos servicios críticos para el ciudadano lógicamente estaba la seguridad ciudadana.

Hemos realizado más de 150 audiencias públicas en casi todas las regiones del país. Ahí la ciudadanía nos manifestó su preocupación no solo sobre el uso de los recursos públicos. Por ejemplo, nos hablaron de las obras paralizadas, de la atención en los hospitales, del inicio del año escolar, la inseguridad ciudadana, etc. Existía una preocupación natural sobre qué es lo que está pasando y cómo la contraloría podía ayudar. Es en esa perspectiva que nace dicho informe y otros publicados a mediados de este año.

“Se dejan de usar S/500 millones al año en seguridad ciudadana. Eso es un problema de gestión"


—¿Es la primera vez que lo hacen?

Es la primera vez que se hace un operativo de esta magnitud y la idea es repetirlo año a año. Antes se hicieron visitas de control pero muy diferentes a lo que hemos hecho ahora. Por ejemplo, hemos visitado 624 comisarías y 463 municipalidades. Tenemos una muestra estadísticamente representativa, aleatoria, con un nivel de confianza que puede extrapolar qué es lo que está pasando con todas las comisarías del Perú, que son más de 1.300.

—¿Y qué encontraron?

Hay muchas cosas que los informes revelan. Por ejemplo, que un tercio de los municipios en el país no hacen un patrullaje integrado con las comisarías y el 50% no tiene un plan de patrullaje. ¿Por qué no lo hacen, si ello implica un proceso de coordinación? Para eso no necesitan plata. Se necesita voluntad de coordinación de las autoridades. En algunos casos no hay ni siquiera relación, ni siquiera se conocen. Existen casos de competencia entre las comisarías y los municipios.

—¿Es falta de interés?

Creo que es más un problema de gestión. Hay problemas que, es verdad, tienen que ver con que se necesita más plata. Pero veamos: la cantidad de dinero que destina el Estado en seguridad ciudadana, de acuerdo al Presupuesto General de la República, son un aproximado de S/5.200 millones al año. ¿Eso es suficiente? Parece que no. Pero, ¿cuánto es suficiente? Nadie lo sabe.

“¿Cómo quieren que la policía haga bien su chamba si la mayoría no tiene los implementos para hacerla?"


—Entonces el tema no pasa por solo aumentar el presupuesto...

El nivel de ejecución del presupuesto en los programas de seguridad ciudadana, que es en esencia más gasto corriente, históricamente es de 90%. Eso significa que si yo tengo un presupuesto de más de S/5 mil millones y ejecuto en el año el 90%, quiere decir que me sobran S/500 millones. Imagine todo lo que se puede hacer con eso. ¿Falta plata? Claramente. Pero mira cuánto se deja de usar . Eso es un problema de gestión. No tenemos la capacidad de gastar la plata.

—¿Qué hacer?

Se tiene que ver al Ministerio del Interior, la policía, las municipalidades, y analizar cómo se puede mejorar la capacidad de gestión. Pero también se tiene que tener en cuenta un aspecto: ¿qué pasa si la policía cumple su trabajo y el sistema de justicia no pone de su parte? En seguridad ciudadana hay una cadena de valor interinstitucional que, si no está bien estructurada en cada uno de sus eslabones, no se puede traducir en una mejora real para el ciudadano.

—En su informe también se refiere a las carencias en el trabajo policial. Por ejemplo, el 84% de agentes no cuenta con radios portátiles. Y el 30% de los vehículos motorizados destinados al patrullaje están fuera de operaciones.

Así es. ¿Cómo quieren que la policía haga bien su chamba si la mayoría no tiene los implementos para hacerla? Lo interesante en este caso es que, como el informe lo ha hecho el órgano de control, es decir, la contraloría, todos saben que el próximo año si esta situación no ha mejorado en nada, se pedirá el deslinde de responsabilidades