Cámaras de seguridad captan en muchas ocasiones robos de los que son víctimas transeúntes en el Cercado de Lima (Captura ATV)
Cámaras de seguridad captan en muchas ocasiones robos de los que son víctimas transeúntes en el Cercado de Lima (Captura ATV)
Rodrigo Cruz

Nunca antes en los últimos 19 años la fiscalía ha recibido tantas denuncias por en los distritos de Lima y el Callao. Si hablamos de robo (apropiación de un bien con violencia), el aumento ha sido en más del 151,59% si se comparan los períodos 2017 y el 2018.

En el 2017 se reportaron 13.041 denuncias por robo en Lima metropolitana y el Callao. Esta cifra se disparó a 32.810 en el 2018.

En cuanto al hurto (sustracción no violenta), la subida es del 69,63% en los mismos años.

Para el 2019, los números siguen en alza: al 31 de mayo de este año, las denuncias por robo ya eran más de la mitad de lo que se reportó en todo el 2018.

Las cifras son del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, el cual registra y analiza las denuncias que llegan a la fiscalía en todo el país. Juan Huambachano, gerente de esa oficina, dice que aproximadamente del 100% de denuncias que ingresan, el 40% son por delitos patrimoniales (robo, hurto, estafa, usurpación, etc.). Y que del total de ese último porcentaje, el hurto y el robo representan el 60%.

—Donde más denuncian—

Los números dicen que el Cercado de Lima cerró el 2018 con 3.156 denuncias por robo. Y en el caso de hurto, fue de 3.681. Un promedio de entre ocho y diez robos y hurtos denunciados al día durante ese año, respectivamente. Así, ese distrito se ubica como el lugar donde más se reportaron estos delitos en toda Lima Metropolitana y el Callao.

En el segundo y tercer lugar en cuanto a robos, están los distritos del Callao y San Juan de Lurigancho (SJL), respectivamente. Y en hurto, SJL está en segundo lugar y el Callao en tercero.

Pero si se trata de incremento, Carabayllo es el distrito donde más aumentaron las denuncias por robo: pasó de registrar 236 denuncias en el 2016 a 1.952 en el 2018. Mientras que en Ventanilla, las denuncias por hurto subieron de 61 en el 2016 a 1.358 en el 2018.

Huambachano remarca que llegar a una conclusión teniendo como base solo las denuncias es insuficiente: se debe de considerar otros indicadores como la percepción de inseguridad, victimización, tasa de homicidios y feminicidios, etc.

Otro punto por tener en cuenta es que, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), del total de víctimas solo el 18,8% decide denunciar.

“Es indudable que hoy vemos un incremento de la criminalidad en el país”, asegura el funcionario. También aclara que hoy el sistema de justicia ofrece una mejor cobertura para que el ciudadano pueda denunciar.

—Lima y Carabayllo—

Augusto Vega, gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), dice que es indudable la ocurrencia de hechos delictivos, pero que trabajan con una base de datos integrada con las diez comisarías del Cercado de Lima que les ha permitido reducir los delitos (infracción al derecho penal) y las faltas (conducta de menor gravedad que no suele penarse con cárcel) en lo que va del año. “En enero registramos 974 hechos y a setiembre estamos en 799”, indica.

Vega dice que es necesario que se cuente con una sola información estadística para que se pueda “trabajar con inmediatez” en los lugares críticos de la ciudad.

El coronel PNP (r) Luis Colán, gerente de seguridad de Carabayllo, reconoce el incremento de denuncias por robo, pero indica que su gestión está centrada en mitigarlo y que un primer paso fue mejorar la coordinación con las comisarías.