Redacción EC

Este jueves, la municipalidad de clausuró durante tres días el terminal de transporte terrestre interprovincial por carecer de las medidas que garanticen la seguridad de los pasajeros.

Esta operación se inició en la madrugada y tomó por sorpresa a los pasajeros que esperaban abordar uno de los buses para viajar al interior del país.


► 

Hasta la tarde, tal como muestran las fotos de El Comercio, el terrapuerto se mantenía cerrado e incluso algunas personas estaban retirando paneles y otras estructuras. También se puede ver cómo algunas personas abordan buses interprovinciales que se encontraban en plena calles.

- Cierre por tres días -
La operación contó con el apoyo de personal de la Sutran y de la Policía Nacional. El alcalde David Rojas explicó que varios servicios que operaban dentro de dicho terminal no tenían licencia para operar e incumplían medidas de seguridad.

Según la inspección, se almacenaban productos inflamables, carecían de luces de emergencia, no tenían personal de atención y vendían sus productos de manera informal al no tener licencia de funcionamiento.

La intervención municipal también incluyó el retiro de los "colectiveros", es decir autos o miniváns que operan de manera informal en plena avenida Nicolás Ayllón, donde ofrecen a los pasajeros que van al centro del país un viaje más rápido pero a mayor precio.

TAGS RELACIONADOS