(Foto: Comisión de Transportes)
(Foto: Comisión de Transportes)
Juan Guillermo Lara

Esta mañana, el alcalde de , Julio Chávez Chiong, asistió a la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República para responder sobre los trabajos de fiscalización en terminales informales que realiza su gestión para evitar tragedias como la ocurrida el pasado domingo en , donde fallecieron 17 personas al incendiarse un bus.

Chávez aseguró que trabajaban con la Policía Nacional y la Sutran para recuperar la zona de Fiori, pero que “lamentablemente la tragedia se nos adelantó”.


“No tenemos la capacidad logística para fiscalizar cada local que cerramos. Pedimos a Lima Metropolitana, el Mininter (Ministerio del Interior), el Gobierno Central y el MTC para dar sostenibilidad a las clausuras. La autoridades debemos trabajar en forma para erradicar todo tipo de informalidad”, dijo Chávez.

Sobre el terminal Marco Polo, la autoridad edil aseguró que esta ya reabrió sus puertas tras la clausura por 30 días que emitió la comuna al funcionar como terminal para otras 60 empresas de transportes cuando solo contaba con autorización para trabajar con la empresa Hermanos Flores.

“Se les solicitó, para permitir la operación de otras empresas, un estudio de impacto vial para conocer cuánto tránsito de buses resiste las calles aledañas a Fiori”, dijo.

-Terminales informales del país-

Según información de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran) solo en Lima operan al menos 26 terminales informales. Estos se ubican en las avenidas Néstor Gambeta y Manco Cápac del Callao, en los kilómetros 48, 160 y 141 de la Panamericana Norte, en el óvalo Infantas, la avenida Túpac Amaru (Comas), o Jirón Montevideo, en el Cercado de Lima [VER MAPA].

El Comercio comprobó ayer que en las vías aledañas a Fiori hay 'jaladores' que llevan a pasajeros desde las agencias hacia los garajes informales. Se trata de calles como Fonía o la avenida Miguel Ángel.