Bienvenidos a los años 20. La portada de El Comercio del 1 de enero de 1920, hace un siglo. (Fuente: Archivo Histórico de El Comercio).
Bienvenidos a los años 20. La portada de El Comercio del 1 de enero de 1920, hace un siglo. (Fuente: Archivo Histórico de El Comercio).
Carlos Batalla

La víspera de 1920 fue de festejo y alegría general entre los limeños. Todos se aglomeraron en una Plaza de Armas muy iluminada, tanto como el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal. A la medianoche, una banda militar en la “pila del centro” tocó el himno nacional, en medio de cañonazos, bombardas y repiques de campanas. El Paseo Colón fue otro lugar céntrico especialmente iluminado avivado por retretas y fuegos artificiales.

El 1 de enero de 1920, el presidente , junto a su gabinete ministerial, recibió en Palacio al cuerpo diplomático para el saludo tradicional de año nuevo. Al día siguiente, el 2 de enero, Lima abrió los brazos a un nuevo banco: una sucursal del Banco Anglo-Sudamericano, con casa matriz en Londres. Un banco con presencia en Buenos Aires y Santiago de Chile, y que en el se ubicó en la “Calle Aldabas”, actualmente la cuadra 2 del jirón Azángaro.

En Palacio, el 2 de enero, mientras el presidente esperaba a un nuevo embajador de Brasil, Sylvino Gurgel do Amaral, otros eventos para el pueblo limeño se realizaban en Barranco, como el inicio de la “temporada de los baños”, concursos acuáticos y música en vivo, así como el funcionamiento del funicular en ese distrito.

Ese mismo día, los limeños quedaron maravillados con el vuelo de un avión Curtis, piloteado por el norteamericano Park, quien sobrevoló la Plaza de Armas, dando seis volatines completos en el espacio aéreo del centro limeño. Era una prueba de la seguridad de los aviones que ya volaban con pasajeros en Europa y América, algo que ocurriría algunos años después en el Perú.

Archivo Histórico de El Comercio.
Archivo Histórico de El Comercio.


El 3 de enero, en medio de discusiones académicas y médicas en los diarios que se concentraban en cómo combatir el cáncer y cómo “prolongar la vida de las personas”, Lima también vivió lo que vive hoy aún: atropellos a transeúntes por carros del “servicio eléctrico”, con motorista y conductor a cargo, en el camino a Magdalena (avenida Brasil); y también otros atropellos por automóviles particulares en pleno .

Dos días después, el 5 de enero, El Comercio informó sobre la muerte -el día anterior- del gran novelista español Benito Pérez Galdós. Pero el estremecimiento llegó ese mismo día al enterrarnos de un grave terremoto en México. Las noticias de las decenas de muertos en el país hermano entristecieron a una población acostumbrada a ese tipo de dramas sísmicos.

Así empezaba el nuevo año de hace 100 años, con eventos y sucesos alegres, esperanzadores y hasta espectaculares, pero también con otros lamentables y hasta trágicos.

Archivo Histórico de El Comercio.
Archivo Histórico de El Comercio.