Redacción EC

Los familiares de Alonso Salas Chanduví, Eduardo Jiménez Soriano y Raúl Sánchez Torres, los bomberos héroes que fallecieron durante un incendio desatado en un almacén del Ministerio de Salud y una fábrica de calzado, ocurrido el 18 de octubre del 2016 en El Agustino, denunciaron que hasta el momento las autoridades no les entregan el informe con los resultados de las investigaciones del siniestro.

En conversación con Canal N, Kiara Jiménez (hija de Eduardo Jiménez), Jackeline de la Cruz (esposa de Raúl Sánchez) y Cielo Chanduví (madre de Alonso Salas) afirmaron que hay indicios de serias negligencias en la atención de la emergencia.

“Como toda emergencia tiene un puesto comando, hay comandantes que llevan esta emergencia, que saben cómo llevarla, pero no se hizo lo adecuado y lo apropiado, quizás por la falta de capacidad de estos efectivos, quienes realmente no dieron la talla en la emergencia”, afirmó Jackeline de la Cruz.

Por su parte, Cielo Chanduví detalló que la activación de los equipos de búsqueda de los mencionados bomberos se dio mucho después de que se reportara la desaparición.

“Según el cronograma que se ha detallado hoy, se ha determinado que ellos ingresan a las 8 de la noche, y entre las 8:30 p.m. y 9 (de la noche) se dan las tres explosiones. Luego de las detonaciones, no hicieron absolutamente nada para buscarlos, no enviaron el famoso mayday para convocar a todo el personal y empezar a distribuir las acciones”, afirmó Chanduví.

“Si ingresan a las 8 (de la noche) y un tanque de aire comprimido dura 20 minutos, y viene las detonaciones, simplemente hay que aplicar la lógica, que dice que había que entrar a buscarlos”, agregó.

Por su parte, Kiara Jiménez aseguró que el Gobierno no cumplió con las promesas de ayuda que les hizo a los deudos. Hasta el momento solo han recibido el monto del seguro de vida particular que tiene cada bombero.