Los líquidos calientes son la causa más importante de quemadura en niños (71%).
Los líquidos calientes son la causa más importante de quemadura en niños (71%).
Redacción EC

Cada año, un promedio de 300 niños llegan al Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja (INSN-SB) con quemaduras que ameritan hospitalización. En más de la cuarta parte de estos casos, las lesiones son tan graves que ponen en riesgo la vida de los menores y son atendidas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Por eso, el INSN-SB impulsa la campaña “Cambiemos la historia, no más niños quemados” para concientizar sobre este problema que, pese al transcurrir de los años, se mantiene constante. Según la institución especializada, en los últimos 20 años el número de niños quemados no ha disminuido.

CASOS PREVENIBLES
A diferencia de otras lesiones, la mayoría de quemaduras podrían haberse evitado con medidas tan simples como no colocar ollas ni recipientes con líquidos calientes en el piso y no dejar a los niños sin supervisión.

“Los líquidos calientes son la causa más importante de quemadura (71%), y los niños más afectados son los que tienen entre 1 y 4 años de edad (60%), es decir, aquellos que recién aprenden a caminar y aquellos que aún no van al colegio”, señala la INSN-SB.

Dicha institución recordó que la Unidad de Atención Integral del Paciente Quemado es una de las más completas del INSN-SB pues cuenta con 24 camas para pacientes hospitalizados, 06 de cuidados intensivos, 03 salas de operaciones, 04 ambientes para rehabilitación (hidroterapia, terapia física, terapia ocupacional, aula didáctica), y un servicio de consulta externa.

En esta especialidad se brinda atención integral al niño y adolescente quemados, que comprende el tratamiento médico quirúrgico, rehabilitación física y emocional, también la cirugía reconstructiva de contracturas y deformidades post quemadura. Finalmente, se facilita la reinserción escolar y el regreso al hogar, educando a la familia a la vez sobre las medidas preventivas y recuperativas.

Lee también: