Poder Judicial ordenó 9 meses de prisión preventiva contra el conductor del bus que se desbarrancó en el cerro San Cristóbal. (América TV)
Redacción EC

A cuatro días de la caída de un bus turístico en el , el conductor Goytzon Bravo Tocas rompió su silencio y pidió perdón a las víctimas por el accidente que dejó 10 muertos y más de 40 heridos.

“Yo no quise hacerlo. Pido disculpas a las familias, yo también tengo mis hijos”, dijo a América Noticias.

Desde la clínica Maison de Santé, donde permanece internado, el trabajador de la empresa Green Bus reiteró la versión de que perdió el control del bus de dos pisos cuando realizó una maniobra para no atropellar a un niño. Según dijo, él estaba manejando con una velocidad "prudente".

“Si hubiera sido a velocidad, el carro hubiera pasado de frente. El carro ha ido de costado, yo he tratado, pero no podía”, insistió.

Asimismo, señaló que luego de la caída intentó ayudar a los pasajeros heridos hasta que él también fue llevado a la clínica. Acusa a la empresa Green Bus de no respetar sus derechos laborales y no tenerlo en planilla.

Ayer, el Juzgado de Penal de Turno de la Corte Superior de Justicia de Lima ordenó 9 meses de prisión preventiva en su contra por los presuntos delitos de homicidio culposo y lesiones culposas en agravio de 53 personas.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS