El Comercio pudo corroborar que en tres mercados de Santiago de Surco, el distrito que más infestados por coronavirus, no se están cumpliendo las normas de salubridad para evitar más infectados por coronavirus. (Foto: Carlos Neyra/El Comercio)
El Comercio pudo corroborar que en tres mercados de Santiago de Surco, el distrito que más infestados por coronavirus, no se están cumpliendo las normas de salubridad para evitar más infectados por coronavirus. (Foto: Carlos Neyra/El Comercio)
Carlos Neyra

Unidad de Investigación

El presidente Martín Vizcarra informó hoy que el estado de emergencia se amplía hasta el 12 de abril para frenar el . Según los reportes oficiales del Ministerio de Salud, en el Perú hay 580 personas infectadas. De este total –hasta el 26 de marzo– 48 casos confirmados son del distrito de : esta comuna tiene el mayor número de contagiados por el , de acuerdo al mismo registro gubernamental.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.


Mientras que sus calles lucen vacías, los mercados municipales de abastos en Surco están abarrotados de compradores desde muy temprano. El Comercio visitó durante tres días, en diferentes horarios, los centros de abastos Virgen del Carmen, San Roque, Los Próceres, Señor de la Divina Misericordia y San Juan Grande –este último ubicado en el límite con el distrito de San Juan de Miraflores– por concentrar un grupo importante de compradores de las urbanizaciones Precursores y Honor y Lealtad. Este Diario pudo corroborar que en tres de ellos no se están cumpliendo las normas de salubridad para evitar más infectados por coronavirus.

Estos mercados están ubicados en el sector 2, denominado así por la Municipalidad de Santiago de Surco, que congrega casi el 35% de la población del distrito. El sector 2 agrupa las urbanizaciones San Roque, Los Próceres, Precursores, Honor y lealtad, Los Parrales, Las Gaviotas y Alipio Ponce. En esta zona hay tres supermercados. Las personas que quieren acceder a comprar productos en estos lugares hacen largas filas y respetan la distancia recomendada por las autoridades.

Sin embargo, en las calles adyacentes al centro de San Juan Grande, los comerciantes expenden sus productos sin respetar las normas mínimas de sanidad, pese a que han instalado anuncios de advertencias en sus puertas de ingreso. Los compradores no utilizan guantes ni mascarillas. Tampoco respetan las distancias que se deben mantener en las filas –recomiendan un metro– para evitar más contagios de coronavirus.

A pesar de que han instalado anuncios de advertencias en sus puertas de ingreso, los comerciantes expenden sus productos sin respetar las normas mínimas de sanidad. (Foto: Carlos Neyra/El Comercio)
A pesar de que han instalado anuncios de advertencias en sus puertas de ingreso, los comerciantes expenden sus productos sin respetar las normas mínimas de sanidad. (Foto: Carlos Neyra/El Comercio)

Productos como el arroz y las menestras se venden a granel. Por ejemplo, los sacos de arroz son utilizados por los vendedores como superficie para acomodar los productos que retiran de los anaqueles, de esta forma el producto está expuesto a una posible contaminación.

Los vendedores de frutas y verduras tampoco usan mascarillas ni guantes. “Cortan las verduras para las ensaladas sin protección. Estas luego son vertidas en un recipiente de aluminio y expuestas a la intemperie. Se embolsan de acuerdo al pedido del cliente. Con las manos que seleccionan las verduras, reciben el dinero y entregan el vuelto”, aseguró una vecina del distrito.

El horario de atención se ha fijado desde las 7 a.m. hasta las 4 p.m. No obstante, este Diario pudo corroborar que por la tarde, cuando la afluencia del público ha disminuido, las medidas sanitarias se flexibilizan aún más. En uno de los recorridos pudimos ser testigos de cómo un carnicero realizaba cortes sin guantes, ni mascarilla.

Sin fiscalización

"No hay conciencia de nuestras autoridades de que somos uno de los distritos con la mayor cantidad de infectados por el coronavirus. Los comerciantes están limpiando y desinfectando bajo un criterio empírico. La municipalidad debe orientar”, se quejó Felipe Salazar, dirigente vecinal del sector 2. “No hay control sanitario en los comercios, no hay desinfección. La municipalidad solo hace publicidad que está limpiando las calles adyacentes al mercado Jorge Chávez”, agregó el vecino.

En la primera visita realizada el 23 de marzo, El Comercio pudo verificar que las autoridades municipales están ausentes en estos cinco mercados del sector 2. No se halló a ningún agente de Fiscalización. Menos a policías.

En la primera visita que realizó este Diario, no se halló a ningún agente de Fiscalización de la Municipalidad Distrital de Santiago de Surco. (Foto: Carlos Neyra)
En la primera visita que realizó este Diario, no se halló a ningún agente de Fiscalización de la Municipalidad Distrital de Santiago de Surco. (Foto: Carlos Neyra)

En el tercer día de recorrido que realizó este Diario encontró un panorama diferente en los centros de abastos Virgen del Carmen, Los Próceres y Señor de la Divina Misericordia: algunos de los puestos de venta de abarrotes y verduras están cerrados. En el mercado de San Roque la historia fue diferente: los comerciantes decidieron no atender para hacer labores de limpieza y desinfección.

En la página web de la Municipalidad de Santiago de Surco, el alcalde Jean Pierre Combe figura supervisando las labores de limpieza y desinfección de calles y mercados. “Se han realizado en los exteriores de los mercados Santiago Apóstol, El Trébol, El Pino, Los Próceres, Los Precursores y supermercados ubicados en las avenidas Aviación y Monterrico”, dice el anuncio.

Sin embargo, los comerciantes y vecinos que frecuentan los mercados en las urbanizaciones Los Próceres y Los Precursores, que fueron consultados por este Diario, indicaron que no han visto a los agentes municipales y que las normas sanitarias para expender los productos siguen siendo “insalubres” pese al avance del coronavirus.

Juan Manuel Calderón, subgerente de fiscalización de la Municipalidad de Santiago de Surco no pudo explicar los motivos de la ausencia de los inspectores municipales en el sector. “Lo que estamos realizando es una fiscalización sanitaria en todos los mercados y supermercados de nuestro distrito, estamos viendo el tema de salubridad y aforo y seguridad interna”, respondió a El Comercio. “Estamos trabajando en la limpieza pública, al desinfectar calles y avenidas, así como paraderos”, remarcó.