Se espera que el riesgo de contagio al interior de los centros juveniles disminuya aún con los nuevos externamientos. (Foto: Minjus)
Se espera que el riesgo de contagio al interior de los centros juveniles disminuya aún con los nuevos externamientos. (Foto: Minjus)
Redacción EC

El informó que un total de 550 adolescentes egresaron de los centros juveniles de medio cerrado del país desde el inicio de la emergencia sanitaria nacional por , mediante mecanismos previstos en la ley, según el último reporte del Programa Nacional de Centros Juveniles (Pronacej).

A través de un comunicado, el sector detalló que esta cifra de externamientos controlados, al 30 de junio, representa una reducción de la sobrepoblación en 29 puntos porcentuales.

Explicó que las libertades se dieron en el marco de los diferentes mecanismos previstos en la normativa: indultos y conmutaciones, variación o término de medidas socioeducativas, variación o vencimiento del internamiento preventivo, entre otros. De esta manera se evitará la propagación del COVID-19 en los citados establecimientos.

VIDEO RECOMENDADO

Los Olivos: 14 nativos del Cusco no pueden abandonar hotel debido a deuda

Los Olivos: 14 nativos del Cusco no pueden abandonar hotel debido a deuda

Asimismo, estos egresos de los centros juveniles responden al trabajo coordinado entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de Pronacej, la Comisión de Gracias Presidenciales -que propuso indultos y conmutaciones- y la Defensa Pública; con el Poder Judicial y el Ministerio Público.

El Pronacej estima que al amparo del Decreto Legislativo N° 1513, emitido recientemente por el Poder Ejecutivo para mitigar el hacinamiento (publicado el 4 de junio), más adolescentes podrían salir en libertad para cumplir sus medidas en centros juveniles de medio abierto. De esta manera, se alcanzaría la capacidad óptima de albergue en los 10 centros juveniles del país.

Asimismo afirma que a la fecha la situación en los centros juveniles está controlada y que no se han reportado casos de gravedad entre las y los adolescentes. Los equipos médicos de cada establecimiento realizan un monitoreo permanente, refirió.

En los centros juveniles de medio cerrado, los adolescentes cumplen la medida socioeducativa de internación y/o mandato de internamiento preventivo (privados de libertad). En tanto, en los centros juveniles de medio abierto, los adolescentes cumplen medidas socioeducativas no privativas de la libertad.

TE PUEDE INTERESAR