A casi dos años de Lima 2019, Alberto Valenzuela y Legado se encargan de la logística de la vacunación, gestionan centros de aislamiento temporal y la adquisición de oxígeno. (César Bueno / @photo.gec)
A casi dos años de Lima 2019, Alberto Valenzuela y Legado se encargan de la logística de la vacunación, gestionan centros de aislamiento temporal y la adquisición de oxígeno. (César Bueno / @photo.gec)
Gladys Pereyra Colchado

Irving Eulogio, como más de dos millones de personas en el país, tuvo COVID-19. Como otras tantas, perdió a su padre, a su tío y estuvo grave por la enfermedad. Pero él hoy hace la diferencia como uno de los más de mil voluntarios que apoyan en la vacunación. Así como él, Vladimir Velásquez, ciudadano venezolano con discapacidad auditiva y vocal, orienta a otras personas con su condición y al mismo tiempo enseña a sus compañeros a comunicarse con lengua de señas. También están Valeria Valiente, Gianpierre Larrea o Aaron Ávila, quienes distribuyen su tiempo para acudir seis veces a la semana al vacunatorio de la Videna. Ellos, voluntarios del proyecto Legado, son parte de un engranaje mayor que se despliega en la tarea de inmunizar cada vez a más personas.

MIRA: Comas y la lucha desigual contra la temida variante delta
Vladimir Velásquez fue también voluntario durante Lima 2019. (César Campos/ @photo.gec)
Vladimir Velásquez fue también voluntario durante Lima 2019. (César Campos/ @photo.gec)

Carrera de relevos

En términos deportivos, la vacunación es una carrera y las enfermeras, las atletas estrellas. Así lo ve Alberto Valenzuela, director ejecutivo de Legado, proyecto especial que nació de los Juegos Panamericanos Lima 2019 y que desde el año pasado cumple tareas en la lucha contra la pandemia. “A los atletas les decíamos: ‘Ustedes, concéntrense en romper sus marcas, y nosotros nos encargamos de los demás’”. Hoy, eso significa asegurar la alimentación de los vacunadores, sus equipos de protección personal, el transporte de las vacunas, almacenamiento, la cadena de frío, las sillas, la señalética y cualquier otra necesidad logística para que una dosis llegue al hombro.

Orientadores en la puerta de la Videna ayudan a la población que  llega a recibir una vacuna contra el COVID-19. (César Campos/ @photo.gec)
Orientadores en la puerta de la Videna ayudan a la población que llega a recibir una vacuna contra el COVID-19. (César Campos/ @photo.gec)

“El proceso de vacunación empieza en el paradero, afuera de los locales. Tenemos que cubrir todos los ángulos, no solo la mesa de vacunación”, explica. Desde abril pasado, Legado tiene a su cargo el soporte logístico del proceso de vacunación. En Lima, son 31 vacunatorios que tienen a su cargo mientras coordinan con el Ministerio de Salud (Minsa), las direcciones de redes integradas de salud (Diris), municipios, Policía Nacional, entre otras autoridades.

Sumando apoyo

En este ‘detrás de cámaras’ también es indispensable la participación de la sociedad civil y el sector privado. Los primeros, por ejemplo, reflejados en el voluntariado que solo en el primer ‘Vacunatón’ movilizó a más de 1.000 jóvenes y adultos en las 36 horas de inmunización continua. Del lado del sector privado, de acuerdo con Valenzuela, son unas cuarenta empresas que coordinan con Legado para brindar personal, brigadas y equipos. “Nos reunimos todos los jueves para ver en qué más ayudan”, dice.

Más de mil voluntarios del proyecto Legado participan en la campaña de vacunación. (César Campos/ @photo.gec)
Más de mil voluntarios del proyecto Legado participan en la campaña de vacunación. (César Campos/ @photo.gec)

Raimundo Morales, ‘managing partner’ de McKinsey Perú, explica que también están Auna, Credicorp, Intercorp, grupo Breca, Ferreycorp, Clínica Internacional, Alicorp y Ransa desde mayo pasado. En su caso, por ejemplo, han desplegado expertos en gestión de proyectos, estadística, logística y operaciones de salud para apoyar en el diseño y la gestión del proceso.

Apoyo de Auna en la vacunación
Apoyo de Auna en la vacunación


Enrique Pasquel, gerente de División de Asuntos Corporativos de Credicorp, agrega que cuatro empresas del grupo (BCP, Sanna, Pacífico y Prima AFP) han dispuesto cuarenta brigadas con 120 profesionales de la salud para el Vacunacar de Chorrillos. “Desde que nos encargamos de la vacunación en este lugar (25 de junio) hemos logrado atender a 30.437 personas”, sostiene.

El reto es que este diseño de logística se repita en todo el país. Aunque ya se han aplicado más de diez millones de dosis, en regiones como Puno o Huánuco la cobertura no llega ni al 25% de adultos con la primera dosis. Y otras como Ucayali, Loreto y Madre de Dios, no llegan ni al 31%.

En Moquegua, Diego Ortega, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Anglo American en Perú (Quellaveco), sostiene que para reducir la brecha han contribuido con la donación de congeladoras, sistemas de refrigeración y transporte, así como otros equipos para vacunación. Pero antes de que se iniciara el proceso realizaron un diagnóstico de los futuros centros de vacunación y se dieron cuenta que los colegios designados no tenían electricidad continua por lo que también fue necesaria la compra de grupos electrógenos y estabilizadores. “Esa energía fluctuante que hay en muchas localidades en las zonas de montaña afectan la sensibilidad de las vacunas”, explica. La coordinación con el Minsa y la Gerencia Regional de Salud ha sido clave para concretar el trabajo en conjunto. “No entramos a la discusión de si compramos vacunas o no, que en este momento no nos iba a llevar a ningún lado, sino vamos de frente a lo que está liderando el Gobierno y ver qué podemos hacer en la región para que no tenga ningún problema”, agregó. Solo en Moquegua se requiere vacunar a aproximadamente 130 personas. Hasta ayer, en esta región se han aplicado más de 60 mil vacunas, entre Pfizer y AstraZeneca, con las cuales se ha cubierto con una dosis al 49.5% de la población mayor de 40 años y el 28.2% con las dos dosis necesarias.

Campaña de concientización sobre la vacuna en Moquegua por la Minera  Quellaveco. (Anglo American)
Campaña de concientización sobre la vacuna en Moquegua por la Minera Quellaveco. (Anglo American)

En Arequipa, la estrategia será distinta. Gracias a un convenio entre el sector privado y la Red de Salud Arequipa-Caylloma, la vacunación en este distrito y anexos será casa por casa. Una de las empresas que han sumado esfuerzos es Minera Bateas que ha donado congeladoras, termos, medicinas, entre otros implementos, y dispuso que dos brigadas con personal quechuahablante realicen trabajo de concientización entre la población sobre la importancia de las vacunas contra el COVID-19. La campaña también incluye mensajes en radio San Andrés de Caylloma y Laramani en Espinar. “Queremos que Caylloma sea el primer distrito del Perú que logra la inmunidad de rebaño, por eso es importante que la población conozca la importancia de la vacuna”, explica su gerente general, Rafael Helguero.

A menos de diez días de que se cumplan dos años de los Juegos Lima 2019, Valenzuela parafrasea el lema que entonces se hizo famoso: “Lo hacemos todos”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Cuándo será la próxima 'vacunatón' y quiénes se beneficiarán?
El Ministerio de Salud ha previsto realizar otras dos jornadas de vacunación que se llevarán a cabo durante las próximas semanas en Lima Metropolitana y Callao. En el siguiente video conoce la información útil y las recomendaciones que debes tener en cuenta antes de esta jornada.

TE PUEDE INTERESAR