Redacción EC

Durante los años 60, era una de las playas más bellas y populares de la capital. Los balnearios del sur de Lima eran visitados por la aristocracia peruana a inicios del siglo pasado, sin embargo, con el paso de los años se volvieron más concurridas.

Esta playa se encuentra en . Su acceso solo se podía realizar por auto, luego de pasar las playas Pescadores y Agua Dulce. El Comercio guarda el registro de esta playa que en aquella época lucía una amplia franja de arena bañada por el agua del mar.

Luego de unos años, el panorama de la playa ha cambiado y hoy se impone una gran cantidad de piedras que cubre la arena e impide el tranquilo paso de los veraneantes. Una de las principales causas fue el intento por ampliar la pista hasta la playa La Chira en los años 80. La vía fue dinamitada y las piedras arrastradas por la marea.

Han sido varios los intentos por devolver el brillo a esta playa. La alcaldesa Susana Villarán remodeló el balneario durante su gestión con un malecón que terminó parcialmente derruido por la marea. Sin embargo, el descuido sigue dañando la playa. Incluso, este verano varios vecinos han denunciado el arrojo de basura en algunas zonas de la playa por parte del municipio distrital.

TAGS RELACIONADOS