Una vez que bajaron los trabajadores, estos fueron llevados a las ambulancias al presentar intoxicación por inhalación de humo y después trasladados a hospitales cercanos. (24 Horas)
Redacción EC

Los trabajadores de la galería Nicolini, cuya parte superior se incendió desde el mediodía del jueves, en la zona conocida como , tuvieron que escapar por las ventanas ante la desesperación de que el fuego los alcance.

Uno, preso del nerviosismo, pensó lanzarse al vacío desde el tercer piso, pero los transeúntes le gritaron que no lo haga. Felizmente, el hombre retrocedió en su intención y esperó a que le pongan una escalera y una soga para descender.

Cuando uno de los sujetos puso un pie en la escalera, esta se comenzó a tambalear, lo que causó zozobra, incluso algunos comenzar a extender frazadas para atenuar una eventual caída.

Una vez que bajaron los trabajadores, estos fueron llevados a las ambulancias al presentar intoxicación por inhalación de humo y después trasladados a hospitales cercanos.