Tras los casos de transfobia reportados durante el Estado de Emergencia, la ONG Presente, encargada de incorporar y visibilizar la diversidad de la comunidad LGBTIQ+ en el ámbito laboral, cultural y comunitario se ofreció a capacitar a los jefes de la PNP. (Imagen Referencial/ Hugo Pérez)
Tras los casos de transfobia reportados durante el Estado de Emergencia, la ONG Presente, encargada de incorporar y visibilizar la diversidad de la comunidad LGBTIQ+ en el ámbito laboral, cultural y comunitario se ofreció a capacitar a los jefes de la PNP. (Imagen Referencial/ Hugo Pérez)
Yasmin Rosas

El 2 de abril el presidente anunció la salida diferenciada para hombres y mujeres como una de las medidas para frenar el avance (COVID-19) en el país.

El jefe de Estado enfatizó que la disposición no debía ser utilizada para generar algún tipo de acto discriminatorio y resaltó que se iban a dar “instrucciones claras” a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas con la finalidad de evitar “medidas de carácter homofóbico”.

MIRA:

“Nuestro gobierno es inclusivo y toda norma es pensando absolutamente en la ciudadanía”, aseguró. Lo dicho por el presidente fue respaldado por los ministros (Interior) y (Defensa).

Sin embargo, a cuatro días la medida, salió a la luz un video en el que agentes PNP de la comisaría de Bellavista, en el Callao, obligaban a tres mujeres transgénero a realizar ejercicios mientras repetían: quiero ser un hombre.

Coronavirus en Perú: separan policías que castigaron a transgéneros

Ese mismo día la Policía Nacional informó que ya se había identificado a los agentes, quienes fueron separados del cargo por falta grave. “A pesar de que el hecho ocurrió antes de la disposición de inmovilización social por hombres y mujeres, así como las precisiones de la misma, no existe ninguna justificación para que los efectivos realicen este tipo de actos claramente discriminatorios”, escribieron en Twitter.

Vale indicar que durante la elaboración de esta nota, el Gobierno dispuso la cancelación de los días de salida diferenciados para hombres y mujeres a través del Decreto Supremo Nº 064-2020-PCM.

MIRA:

¿Qué hacer?

Tras los casos de transfobia reportados, la ONG Presente, encargada de incorporar y visibilizar la diversidad de la comunidad LGBTIQ+ en el ámbito laboral, cultural y comunitario se ofreció a capacitar a los jefes de la PNP. Esto ocurrió el lunes 6 de abril en el local de la Región Policial de Lima, ubicado en la Av. España del Cercado.

“Los agentes que participaron sí tienen claro que fue una vulneración. El problema es que no se tienen las herramientas para transmitir la información correcta y explicar la razón de la norma. Lo que les hemos brindado es información que les ayudará a empatizar y entender por qué es necesario manejar ciertos conceptos. Es el primer paso, pero aún faltan muchas cosas por hacer”, dice a El Comercio, Marco Pérez director de Empresas en la ONG Presente.

En la charla se tocaron algunos temas como: los conceptos básicos de diversidad, las normas emitidas por el Estado, la desinformación que existe en torno a la comunidad trans, la normalización de la violencia y sobre cómo brindar una protección real a las personas de acuerdo a sus necesidades.

En la imagen, Gabriel De la Cruz y Marco Pérez de la ONG Presente mientras capacitaban a los jefes de la PNP de la Región Lima. (Foto: Presente)
En la imagen, Gabriel De la Cruz y Marco Pérez de la ONG Presente mientras capacitaban a los jefes de la PNP de la Región Lima. (Foto: Presente)

“Hablar sobre el contexto en el que viven las personas trans (transfemeninas, transmasculinas y personas trans de género no binario) es ayudar a empatizar y a entender a qué se enfrentan. Brindar ese tipo de alcances ayuda a que ellos mismos se den cuenta de por qué es necesario comunicar esta información dentro de la institución”, agrega Pérez.

Durante la capacitación los jefes PNP se comprometieron a hacer llegar lo aprendido a los agentes encargados de las comisarías y del patrullaje en las calles. Por su parte, Presente se comprometió a sintetizar esta información en un video para que ayude a establecer un protocolo que permita atender efectivamente a la población transgénero.

“La comunidad trans no está pidiendo que se le dé un trato especial, está pidiendo que se respete su dignidad como seres humanos”, enfatiza Pérez.

Para el miembro de la ONG Presente y hombre transgénero, es importante que dentro del Estado se trabaje con un enfoque de género que permita que las autoridades entiendan la diversidad para evitar que se vulneren los derechos fundamentales de las personas.

Ya explica la Organización de las Naciones Unidas, que el enfoque de género garantiza que los Estados tomen acciones que transformen las situaciones de desigualdad y comprendan el impacto diferenciado que tienen sus medidas para mejorar las condiciones de vida en la población, y garantizar los accesos a servicios, recursos, oportunidades y seguridad.

“El mensaje del presidente y de las autoridades nos ha dado una luz de que sí es posible no discriminar. Esto recién se está dando, pero es gracias a la comunidad y a todas las personas que siempre han estado denunciando y alzando la voz. Antes hacer este tipo de denuncias y ser escuchados era muy poco probable”, dice Pérez.

En la charla se tocaron algunos temas como: los conceptos básicos de diversidad, las normas emitidas por el Estado, la desinformación que existe en torno a la comunidad trans, etc. (Foto: Presente)
En la charla se tocaron algunos temas como: los conceptos básicos de diversidad, las normas emitidas por el Estado, la desinformación que existe en torno a la comunidad trans, etc. (Foto: Presente)

#YoVoyAGrabarTodo

Después de que el Gobierno anunciará el Estado de Emergencia, diversos colectivos trans se han organizado porque son conscientes que esta situación las pone en vulnerabilidad. A raíz de esto, se vienen grabando todas las intervenciones y se han enviado por WhatsApp y redes sociales como Facebook y Twitter con el hashtag #YoVoyAGrabarTodo.

Para la activista y abogada Miluska Luzquiños estos canales son muy importantes y efectivos para que estos colectivos puedan actuar y visibilizar la violencia a la que se enfrentan día a día.

“La iniciativa tuvo reacciones buenas, pero también algunas negativas en donde se atacaba el tema de identidad de género y algunos casos en donde se avaló la violencia ejercida contra algunas compañeras. Nosotras hemos recibido alrededor de 17 denuncias desde que el Gobierno anunció las medidas para enfrentar al coronavirus”, indicó Luzquiños.

Por su parte, Sandy Ruíz, del MCC Transformando Lima, indicó que es importante que la comunidad entienda que tienen derecho a grabar las intervenciones, sobre todo cuando hay actos de violencia y humillación. “Esta es la ruta no solo para dar a conocer la información, sino también para consolidar las denuncias que llegan y poder defender a nuestras compañeras”, dijo.

Si eres una personas trans y sientes que te han intervenido de manera arbitraria puedes llamar a la Defensoría del Pueblo (311 0300) o contactarte con las organizaciones , y a través de sus páginas de Facebook.

Agenda inclusiva

La activista Sandy Ruíz señala que lo dicho por el presidente Vizcarra marca un precedente y ayuda a visibilizar a los hombres y mujeres trans del país.

“Esto es es algo nunca antes visto en los servidores públicos. Nuestras compañeras sienten que por primera vez somos consideradas y que el Estado por fin entiende que existimos. Esto deja una voluntad de que podemos seguir avanzando y generando políticas públicas que pasen del discurso a la realidad”, indica Ruíz.

Asimismo, la activista considera que este es un buen momento para poner en agenda la Ley de Identidad de Género que se presentó al Congreso en el 2016 por las congresistas Indira Huilca y Marisa Glave, y que hasta la fecha no ha sido debatida.

“Queremos avanzar con urgencia en ese sentido” enfatiza.

En tanto, Miluska Luzquiños pide que la ley sea aprobada en el marco del reconocimiento de los derechos sociales, políticos y económicos de la población trans. “Se debe garantizar el acceso a alimentos, salud, y vivienda y, sobre todo a un trato digno. Cómo hablamos de eso si es que excluimos, más de lo que ya se ha hecho históricamente, a las compañeras que siguen luchando por sobrevivir”.