Los productos estaban destinados al personal nombrado, destacado y contratado de la sede central del Minedu, en San Borja. (GEC)
Los productos estaban destinados al personal nombrado, destacado y contratado de la sede central del Minedu, en San Borja. (GEC)

El Ministerio de Educación (Minedu) informó que ha cancelado el proceso de adquisición de zapatos y carteras para 132 trabajadores sujetos al régimen de los decretos legislativos N°276 y N°728.

MIRA: Coronavirus Perú | Cifras oficiales y noticias en el día 170 del estado de emergencia, hoy 01 de setiembre

En un comunicado, el Minedu remarcó que el proceso de compra se inició el 2018 y que había sido suspendido debido al estado de emergencia por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Además, aseguró que la entrega de estos artículos forma parte de un beneficio otorgado desde el 1997 y que los procesos de adquisición de bienes y servicios “se realizan en concordancia con la legislación vigente”.

MIRA: Ley de cáncer infantil: urge que se publique norma que salvaría la vida de unos 600 niños y niñas cada año

“El Minedu recuerda que el otorgamiento de vestuario a los trabajadores nombrados de la sede central se viene realizando desde los años 1997 y 1998 como un beneficio establecido en el marco del Reglamento de la Ley de Bases de la Carrera Administrativa, aprobado por decreto supremo N°005-90-PCM”, indicó en su pronunciamiento.

-El caso-

Un informe periodístico reveló que el Ministerio de Educación pretendía efectuar un proceso de licitación para la adquisición de 130 pares de dos modelos de calzado para el verano y otros tanto para el invierno, así como 132 carteras de dos modelos de verano, además de dos pares de botín ortopédico.

MIRA: AMPE abastecerá de oxígeno gratis hoy a primeras 60 personas en San Luis

Dichos productos estaban destinados al personal nombrado, destacado y contratado de la sede central del Minedu, en San Borja. Para dicha adjudicación se iba a desembolsar S/205.060.

VIDEO RECOMENDADO

Grupo de hombres fue captado jugando fulbito en la Costa Verde El Comercio