(USI)
(USI)
Redacción EC

Una turista panameña se dio cuenta de que le habían dado 300 soles falsos cuando intentó pagar su consumo en una pizzería de . Minutos antes, un cambista con chaleco la había estafado con los billetes en plena Av. Larco.

Días después fue timado un estadounidense. Él también compró soles a un cambista en Miraflores y se dio cuenta de la estafa al pagar su consumo en un chifa, también en la Av. Larco. Ambas denuncias, dadas a conocer a El Comercio, ocurrieron entre la última semana de enero y la primera de febrero.

En la Municipalidad de Miraflores indicaron que el serenazgo no ha recibido denuncias de este tipo este año y que la actual gestión, con el fin de evitar las estafas, empadronó a más de 200 cambistas, les entregó chalecos, documentos de identificación y un código QR.

Ismael Canales, de la Asociación de Cambistas de Miraflores, indica que con las medidas tomadas por la comuna hace dos años se redujo el número de estafas. Sin embargo, dice que algunos delincuentes se camuflan en taxis.
Una española que radica en Miraflores contó que, desde un auto, una mujer le pidió que, por favor, le cambiara un billete de S/50, para pagarle al supuesto taxista. El dinero que le dieron era falso.

Insistimos, desde el miércoles, ante la comisaría de Miraflores y la Dirección de Turismo de la PNP, pero ambas entidades se negaron a dar información.

Según una encuesta de seguridad ciudadana del INEI, la estafa es el segundo delito más frecuente en el Perú: 6 de cada 100 habitantes han sido estafados.

La estafa se vincula al tráfico de moneda falsa. Este delito se castiga con una pena de 5 a 10 años de cárcel si el monto supera una remuneración mínima vital, actualmente de S/850. Si el monto es menor, la pena es de 180 a 375 días-multa.

Lee también...