Redacción EC

Desde esta semana la comuna de recorre las calles en busca de conductores que estacionen mal sus vehículos. Todas las unidades parqueadas en rampas, veredas, espacios reservados para discapacitados, bloqueando cocheras o los grifos que abastecen a los bomberos, serán internados en el depósito municipal.

Según la Gerencia de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial del municipio, en solo dos días fueron internados 50 carros.



Los infractores deben pagar, además de la multa que pueda colocarles la Policía de Tránsito, S/424 por retirar sus carros del depósito. Este local está ubicado en la quinta cuadra del jirón Hipólito Unanue.

Del mismo modo, quienes abandonen sus vehículos en la vía pública serán sancionados. Los bienes serán rematados como chatarra. "El objetivo es velar por el cumplimiento de las normas, promoviendo el ordenamiento y la fluidez vehicular", dijo la comuna a través de un comunicado.

Lea también...