Bomberos atendieron 20 incendios en las primeras horas de celebrarse la Navidad en Lima y Callao. (Foto: César Campos)
Bomberos atendieron 20 incendios en las primeras horas de celebrarse la Navidad en Lima y Callao. (Foto: César Campos)
Redacción EC

El atendió 32 emergencias en Lima y Callao durante las primeras horas del 25 de diciembre, en plena celebración de la Navidad. De ese total, 20 fueron .

Según el hasta pasadas las seis de la mañana de hoy, el incendio que desplegó mayor cantidad de unidades de la institución fue el registrado en una vivienda del distrito de Chorrillos, donde vienen atendiendo el siniestro unas ocho unidades.

Los otros siniestros ocurrieron en los distritos de Surquillo, San Martín de Porres, Huarochirí, San Juan de Lurigancho, La Victoria, Ventanilla, Villa El Salvador, Callao, El Agustino, Ate, Carabayllo, Lince, Cañete y Santa Anita.

Hasta el momento se desconoce cómo se originaron estos siniestros. No obstante se recuerda que en años anteriores los bomberos indicaban que los incendios fueron provocados, en su mayoría, por sobrecargas eléctricas en las conexiones de las viviendas y el uso de artefactos pirotécnicos.

Entre otras emergencias atendidas por los bomberos aparecen heridos por caídas o asalto, atropellos y asaltos; fuga de gas y atención tras cuadro de desmayo.

Multas por comprar y vender pirotécnicos

El último jueves, la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec), advirtió que la venta o exhibición de productos pirotécnicos al público está totalmente prohibida en calles, plazas, mercados u otros espacios, al igual que su compra y almacenaje.

En esa línea, Roberto Vizcardo Benavides, titular de la Gerencia de Explosivos y Productos Pirotécnicos de Uso Civil de Sucamec, precisó para la Agencia Andina que ningún espacio está habilitado para comercializar cualquier tipo de pirotécnico, desde las “chispitas mariposa” hasta la “rata blanca”.

Respecto a las sanciones, advirtió que las sanciones por la venta o almacenaje ilegal de los pirotécnicos son pecuniarias y penales. Además, sostuvo que “tanto el vendedor como el comprador son partícipes de un delito o una infracción”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR