El siniestro en Villa El Salvador, causado por la fuga de gas de un camión, ha dejado 22 muertos. (GEC)
El siniestro en Villa El Salvador, causado por la fuga de gas de un camión, ha dejado 22 muertos. (GEC)

Después de 12 días de ocurrido el siniestro en , que ha dejado hasta el momento 22 muertos, el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería () anunció que implementará una serie de medidas para reforzar su labor de fiscalización en el transporte y distribución de gas licuado de petróleo en todo el país.

En un comunicado, la entidad determinó, tras la evaluación realizada al siniestro en Villa El Salvador, que las empresas de transporte de gas realizan “prácticas indebidas” debido a los vacíos en la normativa vigente, lo que representa “un riesgo para la seguridad de la ciudadana”.

Por ello, Osinergmin indicó que planteará propuestas normativas, entre otras, que permitan a las autoridades establecer la obligación por parte de los operadores de hidrocarburos de tener rutas definidas y horarios de circulación establecidos.

También propondrá a las autoridades competentes que el personal que opera cisternas de transporte de hidrocarburos participe en cursos de capacitación de manera obligatoria en temas relacionados a la seguridad, diseño, mantenimiento, limpieza y reparación del tanque, cilindro o contenedor de GLP, así como a la operación.

Además, remarcó que planteará la emisión de normativa reglamentaria complementaria referida a los aspectos técnicos y de seguridad del transporte terrestre de hidrocarburos, derivada de la Ley de Transporte de Materiales y Residuos Peligrosos.

Osinergmin revisará los procedimientos administrativos de inscripción y/o modificación para que las unidades que transportan y distribuyen GLP cuenten con su Registro de Hidrocarburos. Se ha planteado la incorporación de la supervisión ocular (in situ) por parte de supervisores, previa a la emisión del registro”, señaló la entidad en su pronunciamiento.

El organismo dijo que dispuso una supervisión especial de la totalidad de los vehículos inscritos en el Registro de Hidrocarburos como distribuidores de GLP en todo el país, que deberá culminar antes del 15 de mayo de 2020. Ello significará la fiscalización de más de 530 unidades, con el objetivo de verificar el cumplimiento de las normas técnicas y de seguridad.

Osinergmin enfatizó que durante el 2019 se incrementaron las acciones de supervisión en el mercado de hidrocarburos en 20%, manteniéndose a la vez el número de supervisores.

También recordó que desde el año pasado presentó una propuesta normativa a fin de que se retire del fondo de estabilización de precios de combustibles al GLP envasado, lo que contribuirá a que no existan prácticas indebidas (informalidad) que aprovechen las diferencias de precios entre dicho producto y el GLP a granel.