Los pasajeros fueron llevados a la comisaría de Sol de Oro (Los Olivos), donde recibieron alimentos.
Los pasajeros fueron llevados a la comisaría de Sol de Oro (Los Olivos), donde recibieron alimentos.
Jorge Malpartida Tabuchi

Coordinador de la Zona General de El Comercio

jorge.malpartida@comercio.com.pe

Para cruzar los controles fronterizos de ingreso al Perú, en Tumbes, los hicieron bajar del bus en medio de la noche para que caminaran entre charcos con sus maletas a rastras e hijos en brazos. “Estoy cansado, sudado y mugroso. Acabamos de pasar por una trocha y hemos rodado por la tierra mientras corríamos de la policía”, le dijo por WhatsApp uno de los pasajeros, de nacionalidad venezolana, a un familiar que lo esperaba en Lima.

El joven, que aún estaba tramitando su permiso temporal de permanencia (PTP), es una de las personas que viajaban en el bus interprovincial de la empresa Fernandita, que salió de Tumbes el domingo pasado y fue intervenido por la Policía Nacional el lunes por la noche en Los Olivos.

Bus interprovincial trasladaba a 52 ciudadanos extranjeros, 35  de los cuales ingresó ilegalmente al país. (PNP)
Bus interprovincial trasladaba a 52 ciudadanos extranjeros, 35 de los cuales ingresó ilegalmente al país. (PNP)

Según las investigaciones preliminares, de los 52 extranjeros (colombianos, ecuatorianos y, sobre todo, venezolanos) que iban a bordo de la unidad de placa B8N-961, al menos 36 entraron al Perú irregularmente. Entre ellos, 17 menores.

De acuerdo con los familiares, los migrantes pagaron entre US$200 y US$250 para que los trasladaran desde la frontera en Tumbes hacia Lima (el pasaje regular cuesta hasta S/100). El personal de la empresa les ofreció que, pese a no tener pasaporte ni el visado humanitario, entrarían al país sin problemas. Les dijeron que les tramitarían los sellos y así podrían reencontrarse con sus familias. Pero eso no ocurrió.

Intervienen un ómnibus de la empresa Transporte Fernandita con inmigrantes ilegales. Todos fueron derivados a la comisaría de Sol de oro (Foto: César Grados /GEC)
Intervienen un ómnibus de la empresa Transporte Fernandita con inmigrantes ilegales. Todos fueron derivados a la comisaría de Sol de oro (Foto: César Grados /GEC)

Una pasajera, de nacionalidad peruana, contó a la policía que, antes de cruzar las garitas de control en Tumbes, solo quedaron en el bus menos de 10 personas: los peruanos y los extranjeros que tenían sus documentos en regla. El resto fue obligado a dejar la unidad; incluso una madre con un bebe de seis meses, y una mujer de 60 años. “Han caminado 40 minutos por esos descampados y el bus los ha esperado para que pasen la garita de Migraciones”, dijo la pasajera.

Durante el viaje, esta modalidad se usó en por lo menos dos ocasiones para burlar los controles migratorios. “Se están aprovechando de la desesperación de la gente. Primero, les ofrecieron un precio, pero como no tenían papeles les aumentaron la tarifa”, dijo la familiar de un pasajero venezolano.

—Investigaciones—

Luego de que el bus interprovincial fuera intervenido por agentes de la comisaría de Sol de Oro en el cruce de la Panamericana Norte con el óvalo Naranjal, los tres tripulantes quedaron detenidos por los presuntos delitos de trata de personas y tráfico ilícito de migrantes. Ellos fueron identificados como Tito Castillo Reyes (conductor), Edison Sánchez Paredes (conductor) y Ademar Carrasco (ayudante).

Según el general PNP Mario Arata, jefe de la Región Policial Lima, Castillo tiene antecedentes por delitos ambientales y Sánchez por violencia familiar. En su defensa, los detenidos dijeron que solo hacían labores esporádicas para la empresa y que no estaban al tanto de la condición de los pasajeros.

El Comercio intentó contactarse con la empresa de transportes, pero no obtuvo respuesta en el número telefónico que le fue facilitado.

Intervienen un ómnibus de la empresa Transporte Fernandita con inmigrantes ilegales. Todos fueron derivados a la comisaría de Sol de oro (Foto: César Grados /GEC)
Intervienen un ómnibus de la empresa Transporte Fernandita con inmigrantes ilegales. Todos fueron derivados a la comisaría de Sol de oro (Foto: César Grados /GEC)

En tanto, la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Los Olivos abrió una investigación preliminar contra los tres sujetos por trata de personas y tráfico ilícito de inmigrantes.

Los pasajeros, luego de recibir alimentos, fueron llevados a la Dirección de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la policía para que dieran su testimonio. Al cierre de esta edición, su situación migratoria y permanencia en el país aún no estaba definida. Sin embargo, la fiscalía de Familia está interviniendo en este caso debido a que hay menores agraviados.