El alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra, explicó que tuvo que subir los arbitrios porque la comuna ha triplicado su inversión en seguridad ciudadana (Foto: Atoq Ramón).
El alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra, explicó que tuvo que subir los arbitrios porque la comuna ha triplicado su inversión en seguridad ciudadana (Foto: Atoq Ramón).
María del Carmen Yrigoyen

El pasado 22 de enero un grupo de vecinos de organizó una protesta frente al local de la comuna de este distrito para reclamar por el alza en los arbitrios municipales. Ese día ningún funcionario edil recibió al grupo de manifestantes, que tuvieron que retirarse de la plaza por no contar con garantías del Ministerio del Interior. El alcalde Álvaro Paz de la Barra ofreció una entrevista a El Comercio para explicar qué motivó el incremento del valor de los impuestos municipales en este distrito, que tiene hoy el séptimo presupuesto más alto la capital.

Un grupo de vecinos ha protestado por el alza de los arbitrios, la cual creían injustificada.

Sí. Unas setenta y siete personas de 200 mil vecinos.

Se quejaban por el aumento del 18,7% en los arbitrios para viviendas. ¿A qué se debe ese aumento?

Sí, 18,7%, pero en la práctica eso fluctúa entre S/3 y S/45 soles. Ese es el aumento real. ¿Por qué lo hemos aumentado? Básicamente porque estamos triplicando la seguridad en el distrito. También hemos aumentado el 18,7% para los comercios, pero hay que entender que estos generan más servicios [municipales] porque potencialmente generan inseguridad. Además, el alza de los árbitros se ha dado casi en 15 distritos para sincerar los gastos.

Según los vecinos, el aumento para los comercios ha sido de más del 80%.

A ver, nosotros sacamos una ordenanza y fallamos en el plan de comunicación, en decirle a la gente que teníamos quince días para sacar el plan de beneficios tributarios para ellos. Porque esto [el alza de arbitrios] está alineado a un programa súper interesante que es parte de nuestro plan de política pública de desarrollo socioeconómico distrital. Los que no son considerados en el plan de beneficios son las grandes empresas. Pero, por ejemplo, los pensionistas y adultos mayores que tengan ingresos menores a 1 UIT (S/4.300) están exonerados del 100% del impuesto predial y tienen un 20% de descuento en los arbitrios. Además, los vecinos tienen un 10% de descuento por pronto pago. Y los vecinos con capacidades diferentes o familiares directos con discapacidad están exonerados del pago del 100% de los arbitrios.

En campaña había ofrecido no aumentar los arbitrios

Claro. Cuando llegamos a asumir la gestión hicimos todos los intentos para no subir arbitrios. Lamentablemente, hay circunstancias que no son tangenciales, por ejemplo el proceso migratorio, que no estaba mapeado de esta forma para el 2020 o el 2019. Los fenómenos sociales con respecto a la ola de criminalidad en el último año y medio han sido tremendos. Y, lamentablemente, la inversión en seguridad ciudadana de La Molina frente a San Isidro, Miraflores, Surco y San Borja era la menor. Hoy vamos a ser la número 1 entre estos cinco distritos. Cuando uno es autoridad tiene que tomar decisiones. Yo propuse [el alza] a mi concejo municipal y el concejo, por unanimidad, aprobó esta nueva propuesta sobre el 18,7%, que en la práctica no es casi nada.

¿Qué se va a hacer en seguridad ciudadana?

El martes pasado [21 de enero] pusimos en marcha nuestro plan de seguridad, que ha ganado un premio de las Naciones Unidas. Vamos a ser el distrito con más serenos, con más cámaras. Vamos a tener 700 serenos, 612 cámaras, 42 torres con monitores de 360 grados. Estamos trabajando como si el distrito fuera un fortín. En nuestras entradas y salidas estamos instalando pórticos grandes de seguridad perimetral digital integradas. Tenemos un nuevo convenio con la policía, porque el Ministerio del Interior nos obliga a hacer convenios para pagar el patrullaje integrado. ¿Y eso de dónde sale? De los arbitrios. Entonces uno, como autoridad, a veces tiene que reformular ciertas cosas y siempre damos la cara. Además, estamos triplicando la flota de patrulleros. Hemos adquirido flotas menores de scooters y bicicletas eléctricas en estos días. Si no, no se justificaría el alza.

¿Cuáles son las zonas críticas de La Molina?

La zona más crítica del distrito en términos de inseguridad ciudadana es el límite con Ate, principalmente por las avenidas Huarochirí y Separadora Industrial. Por el raqueteo. Hemos invertido en iluminar Separadora Industrial con postes de luz con paneles solares. Ya vamos a ver los resultados.

¿Se ha reunido con los vecinos que organizaron la marcha?

Sí, [el lunes 27 de enero] me he reunido con un grupo. “¿Por qué me alzas injustificadamente?”, me dicen. Pero está altamente justificado. Lo que falló es la comunicación. Pero falló también la participación vecinal. Acá hemos activado [en esta gestión] 137 juntas vecinales que nos apoyan todos los días. Antes había menos de veintisiete. Ahora hay una participación más interactiva y esa es la gran mayoría con la que nos comunicamos día a día. No son los de las redes sociales, porque las redes sociales no son una actividad efectiva en sí misma. Hay que generar plataformas para que la crítica sea propositiva. Si los vecinos no estuvieran contentos tendría marchas todos los días.

Lea también...