Respecto a la rabia animal, el documento detalla que la región de Puno presenta transmisión sostenida de rabia en canes a través de los años. | Foto: GEC
Respecto a la rabia animal, el documento detalla que la región de Puno presenta transmisión sostenida de rabia en canes a través de los años. | Foto: GEC
Redacción EC

El Ministerio de Salud (), a través del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), alertó a los establecimientos de salud públicos y privados en ocho regiones del Perú, sobre la necesidad de fortalecer las acciones de vigilancia, prevención y control ante el riesgo de presentación de casos de rabia humana y el riesgo de diseminación de la rabia canina.

MIRA AQUÍ | Continúa el incremento de contagios por COVID-19 en Lima Metropolitana

De esta manera la alerta está dirigida a centro de salud situado en Lima, la provincia Constitucional del Callao, y las regiones de Ica, Madre de Dios, Moquegua, Tacna, Arequipa, Puno y Cusco.

LOS CASOS

En un panorama actual, el CDC, precisa que la rabia humana transmitida por perros en el Perú se encuentra en vías de eliminación. El último caso ocurrió el año 2015, siendo Puno la única región del país que notificó este tipo de caso entre el 2000 y 2015. Sin embargo, la entidad adscrita al Minsa señala que “el riesgo de transmisión se mantiene debido a la persistencia de trasmisión de rabia canina”.

Respecto a la rabia animal, el documento detalla que la región de Puno presenta transmisión sostenida de rabia en canes a través de los años. Durante el 2016 — 2020 se notificó un promedio de 10 casos anuales; y hasta la semana epidemiológica 46 (SE 46) de este año 2021 se han notificado cuatro casos procedentes de los distritos de Juliaca (3) y San Miguel (1) en la provincia de San Román.

MIRA AQUÍ | COVID-19: ¿recibiremos una cuarta dosis de la vacuna cinco meses después de la tercera? Esto indican desde el Minsa

En el departamento de Arequipa, entre el 2015 y 2020, se notificaron un promedio de 40 casos anuales, todos ellos procedentes de 14 distritos de la provincia de Arequipa. No obstante, hasta la SE 46 - 2021 se notificaron 66 casos de rabia canina, 10 de ellos en el distrito de Majes, en la provincia de Caylloma, luego de la reintroducción producida en el mes de febrero.

La reintroducción de rabia en la provincia de Caylloma y el último caso de rabia presentado en la provincia de Chumbivilcas (Cusco), evidencian el alto riesgo de dispersión de la transmisión de rabia canina en el sur del país; el caso presentado en la provincia de Chumbivilcas corresponde a un can de ocho meses, el cual fue adoptado y transportado por su propietario del distrito de Cerro Colorado en Arequipa al distrito de Santo Tomás en el Cusco.

MIRA AQUÍ | Ómicron: Ministerio de Salud emitió alerta epidemiológica ante riesgo de importación de casos de nueva variante

“La persistencia de transmisión de rabia canina en las provincias de Arequipa y San Román en Puno, así como la presentación de casos en nuevos escenarios sin trasmisión (Caylloma y Chumbivilcas más de 2 años), sumado a otros determinantes de riesgo de rabia tales como: bajas coberturas de vacunación canina, limitada vigilancia de rabia canina (reducción del número de muestras) representa un progresivo incremento del riesgo de diseminación de rabia canina”, señala el CDC.

Asimismo, debido a mantenerse la transmisión de rabia urbana focalizada con largos periodos de silencio en el resto del país, condiciona una baja percepción de riesgo de la población, generando la atención domiciliaria de los accidentes por mordedura sin acudir a los servicios de salud incrementando el riesgo de rabia humana.

LAS RECOMENDACIONES

1. Optimizar la organización de los servicios de salud, para garantizar la oportuna y adecuada atención de los accidentes por mordedura de animales susceptibles.

2. Garantizar una adecuada investigación, y control de foco de rabia urbana, mediante la intervención de equipos y acciones integrales. Para ello se debe ejecutar:

  • Búsqueda activa de personas expuestas (mordidas y contactos) y atención según normatividad vigente.
  • Búsqueda activa de otros casos de rabia en animales.
  • Eliminación selectiva de animales potencialmente expuestos.
  • Vacunación antirrábica canina.

3. Difusión masiva de mensajes a la población, con la finalidad de asegurar la denuncia de mordeduras y búsqueda de atención oportuna de las personas expuestas en los servicios de salud.

  • Difusión de medidas preventivas de atención de accidentes por mordedura. (“Lavarse la herida con agua y jabón”, “Ubicar al animal agresor” y “Acudir a un establecimiento de salud”).

4. Intensificar la vigilancia epidemiológica de rabia urbana, en coordinación con gobiernos locales, con los sectores (Educación y Agricultura), servicios veterinarios, entre otros.

  • Búsqueda activa y detección oportuna de casos de rabia animal de transmisión urbana. Colecta de muestras de animales muertos (atropellados o con signos neurológicos en consultorios veterinarios).
  • Optimizar las acciones de vigilancia de rabia urbana en tiempo y espacio, asegurando una cobertura del territorio.

5. Garantizar cobertura de vacunación canina igual o mayor al 80% de la población canina estimada.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

COVID-19: conoce las estrategias implementadas por el Minsa ante el aumento de contagios
El ministro de Salud, Hernando Cevallos, Informo que en el país se está registrando un rebrote de casos por coronavirus, pero solamente en algunas provincias y que si la tendencia continua de la misma forma, podríamos estar entrando a una tercera ola de la pandemia en este mes de diciembre. Pero nos encontramos preparado afrontar una nueva ola de contagios.

TE PUEDE INTERESAR