El primer ministro Walter Martos expuso esta mañana en el Parlamento los lineamientos de su gestión, centrados sobre todo en acciones para enfrentar la pandemia del COVID-19 y reactivar la economía. (Foto: PCM)
El primer ministro Walter Martos expuso esta mañana en el Parlamento los lineamientos de su gestión, centrados sobre todo en acciones para enfrentar la pandemia del COVID-19 y reactivar la economía. (Foto: PCM)
Hernán Medrano Marin

Esta mañana, el primer ministro solicitó el voto de confianza del de la República. Durante su discurso, el jefe del Gabinete Ministerial expuso los lineamientos de su gestión, centrados sobre todo en acciones para enfrentar la pandemia del y reactivar la economía.

En esa línea, Martos sostuvo que las acciones para combatir al virus en las regiones del país no deben demorar y que de ser necesario el Gobierno intervendrá en aquellos sitios donde la ejecución presupuestal por parte de los gobiernos regionales no se viene dando.

“En medio de esta pandemia no podemos demorar la ejecución presupuestal, menos la entrega de medicamentos y la atención a nuestros ciudadanos. Tenemos que actuar con sentido de urgencia. Por ello, de ser necesario, se intervendrán aquellas regiones en las que no exista respuesta y se encuentren en situaciones críticas”, mencionó.

Vale precisar que el pasado 24 de julio el Ejecutivo tomó el control sanitario de Arequipa a través del Ministerio de Salud. Esto debido al colapso del sistema de salud, falta de personal médico, la falta de un liderazgo claro y un aumento de casos de coronavirus en la región.

Consultado por lo dicho por el primer ministro, Servando García, presidente de Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) dijo a El Comercio que en estos momentos es más importante que el Gobierno central haga un llamado de unidad que anunciar una posible intervención en algunas zonas del país.

“Para nosotros es más importante la suma de esfuerzos y no que se quiera quitar de alguna manera las facultades de los gobiernos regionales. Entiendo que más que una intervención será un acompañamiento. Lo que necesitamos es establecer una estrategia articulada, en ese sentido sí saludo el llamado a la unidad por parte del premier”, indicó.

El también gobernador de Piura agregó que todos sus colegas vienen realizando esfuerzos para contrarrestar los efectos de la pandemia. Sin embargo, señaló que para ello es necesario también una “desburocratización” en el sector Salud.

“En caso de Piura estamos por adquirir dos plantas de oxígeno, pero desde hace dos o tres semanas necesitamos el visto bueno del Minsa y hasta ahora no lo hace. Los gobiernos regionales deberían tener la potestad de autorizar a través de las gerencias de salud la compra de plantas de oxígeno porque todo lo han centralizado. Así optimizaríamos los tiempos”, comentó la autoridad.

García también calificó de “positivo” el llamado hecho por Martos a los congresistas para que acompañen a los ministros en sus visitas a las distintas regiones y así ver el avance en temas de prevención y atención de casos de coronavirus, así como otras problemáticas.

Ellos son elegidos por el pueblo y en esa línea es importante que se involucren en la problemática nacional”, subrayó.

El presidente de la ANGR informó que ha solicitado una primera reunión con Walter Martos y su Gabinete Ministerial para tocar temas como la articulación de la lucha contra la pandemia y la reactivación económica.

VIDEO RECOMENDADO

Médicos viajan a Cusco para enfrentar la COVID-19

¿Qué significa lo dicho por Martos?

Por su parte, Flavio Ausejo, especialista en políticas públicas de la Escuela de Gobierno de la PUCP, dijo a este Diario que la invitación de Martos a los congresistas para visitar las regiones junto con los ministros responde a una estrategia para poder intervenir en las distintas zonas del país pero no de manera unilateral.

“Para una intervención por parte del Ejecutivo no de manera unilateral, Martos plantea ir de la mano con el Congreso. Es una acción política la de la PCM, que busca generar un mecanismo de intervención del Estado frente a una autoridad regional que en términos de resultados no está logrando lo que se espera”, explicó.

Agregó que con esta acción el primer ministro buscaría “protegerse de algún tipo de crítica en el caso el Gobierno actúe por encima de la autoridad regional”. De esta manera, por ejemplo, dijo que las decisiones en el tema de salud estarían en manos del Ministerio de Salud y ya no de las Direcciones Regionales.

Por otro lado, Ausejo recordó que al respecto existen experiencias pasadas. Una de ellas ocurrió en el 2017, con El Niño costero. Aquella vez el Ejecutivo encargó a cada ministro un determinado territorio del país a fin de coordinar acciones.

Esto para emergencia sí es una buena idea, porque eliminas el problema de tener muchas cabezas y mucho que coordinar. El que solo haya una persona que tome las decisiones permite no tener problemas en demoras”, explicó.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN LIMA