Policías trata de poner el orden para evitar disturbios. (Fotos: Giancarlo Ávila)
Policías trata de poner el orden para evitar disturbios. (Fotos: Giancarlo Ávila)
Redacción EC

Los vecinos de los distritos de San Antonio de Huarochirí y Lurigancho-Chosica contarán con agua potable sin restricciones desde diciembre de este año, luego que complete la instalación de un colector que se realizará en ese mes.

Luego de una reunión con los alcaldes distritales, Sedapal acordó que en agosto próximo culminará las obras de agua y alcantarillado que se realizan en las zonas de Cajamarquilla, Nivería y Cerro Camote, ubicadas en los distritos de Lurigancho-Chosica y Huarochirí.



Tras la reunión, Víctor Castillo, alcalde de Chosica, detalló que los vecinos podrán contar con agua potable a partir de setiembre, pero solo por horarios.

En diciembre se realizará la instalación del colector N° 6, cuya habilitación permitirá a los ciudadanos tener el servicio de agua de forma permanente y sin ningún tipo de restricción, de acuerdo a voceros de la empresa.

Los trabajos permitirán instalar alrededor de 20 mil conexiones domiciliarias de agua y desagüe en los sectores 129, 130, 131, 132, 133, 134 y 135, que demandan una inversión aproximada de 500 millones de soles con apoyo de la cooperación internacional.

Igualmente, la empresa explicó las causas del retraso en el desarrollo de las obras, como la ampliación del número de conexiones de 14 mil a 20 mil a pedido de los ciudadanos de dichos lugares.

En el acuerdo también se dispuso que Sedapal realizará reuniones de manera periódica para hacer seguimiento al cumplimiento de los plazos indicados.

En tanto, Castillo criticó la represión policial que sufrieron durante la marcha. Según aseguró cuatro dirigentes fueron arrestado y otras cuatro personas resultaron heridas.