Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. Los bebes ahora se encuentran en casa luego de once meses de internamiento.  (Foto: Jessica Vicente)
Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. Los bebes ahora se encuentran en casa luego de once meses de internamiento. (Foto: Jessica Vicente)
Claudia Sovero Delgado

A unos días de cumplir los seis meses de gestación, Xiomara Morales recibió la noticia de que sus gemelos eran siameses y que estaban unidos por la pelvis inferior hasta el abdomen. Los médicos que trataban el caso en el Hospital de Emergencia de Villa El Salvador la trasladaron al donde dio a luz el 22 de diciembre. Luego, cuatro días después, los bebes fueron llevados en una ambulancia al. Hoy, la madre agradeció, con sus bebés en brazos, a los especialistas que lograron separar a sus hijos. Esta es la historia de la primera operación con éxito que se realiza en el Perú.

Este caso se da en 1 por cada 200 mil nacidos vivos y tiene un porcentaje de vida que oscila entre el 5% y el 25%. El jefe de Cirugía Neonatal Pediátrica, el doctor Luis Apaza, contó que esta es la primera operación de éxito de este tipo en Perú, y el segundo que se realiza en el INSN San Borja. “Cada caso es distinto, por eso para esta operación se han realizado 10 juntas médicas, una revisión bibliográfica y un trabajo con más de 40 médicos especialistas”, detalló.

Las dos etapas de la intervención se realizaron durante casi 18 horas. La primera parte consistió en la separación de los siameses que compartían un solo ano, un canal urogenital común y parte de la pelvis ósea. Una vez culminada esta fase se pasó a la reconstrucción individual.

“Una de nuestras mayores preocupaciones era que no pierdan la movilidad en las piernas. Durante la primera cirugía, la de separación, se pueden lesionar varios nervios. Para evitar daños contamos con el apoyo de un equipo de neurólogos que monitorearon cada minuto el cuidado las raíces nerviosas y así permitir que las piernas sigan movibles. Además, otra parte difícil fue la separación de la vía urinaria, la vía digestiva y las caderas", contó el médico a El Comercio.

Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. (Foto: Jessica Vicente)
Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. (Foto: Jessica Vicente)

El doctor también explicó que, debido a que ambos niños nacieron con una sola vía urinaria, deben usar una talla vesical [tubo que sale de vejiga], la cual se debe cambiar periódicamente en sus controles a cargo de los urólogos y pediatras. Ellos hacen sus necesidades a través de una colosconia, que parte del intestino grueso que se les ha sacado por la pared abdominal.

“Cuando ellos cumplan un año tendrán otras cirugías y con el tiempo se evaluará realizar otras más, como la reconstrucción de sus genitales y las vías urinarias. Ahora, los más importante es que se alimenten y se desarrollen con normalidad”, explicó Apaza.

La operación estuvo a cargo de 40 médicos especialistas entre cirujanos pediatras, urólogos, radiólogos neurocirujanos plásticos, traumatólogos, neurofisiológicos, anestesiólogos, neurólogos, cirujanos cardiovasculares, y numerosas enfermeras y técnicos en enfermería. Los gastos fueron asumidos por el Ministerio de Salud a través de Seguro integral de Salud (SIS).

-Primeros días en casa-

Tras once meses de estar internados en el INSN San Borja, los bebes se encuentran en su casa de Villa María del Triunfo con su mamá desde el sábado pasado. Ninguno de los dos toma leche, ya que mientras estuvieron en cuidados intensivos solo recibían fórmula. Además, uno de ellos debe aprender a succionar agua poco a poco, por ello cuando fue trasladado en la ambulancia tuvieron que hacerlo en el menor tiempo posible porque tenía problemas para respirar. En menos de un mes cumplirán un año.

“El momento más complicado para mí fue esas casi 18 horas que duró la operación. Yo no sabia nada de ellos y pensaba lo peor. A las 3 de la mañana del 26 de setiembre me dijeron que estaban separados y todo había salido bien. Ahora los cuido en mi casa con la ayuda de mi mamá, aunque no tengo muchos ingresos económicos porque solo me dedico a cuidarlos”, dijo la madre. Contó que ya juegan y hasta se pelean por sus juguetes.

La ministra de Salud, María Elizabeth Hinostroza, quien estuvo en la presentación de los resultados, felicitó a los médicos que realizaron las operaciones, quienes también estuvieron en la ceremonia. “Hoy celebramos y agradecemos a estos valiosos profesionales de la salud y todo el equipo que gestionó la operación. Hay que comprometernos con las políticas que tenemos como país, dar servicios con calidad y más humanos”, dijo.

Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. (Foto: Jessica Vicente)
Operación duró más de 14 horas y participaron más de 40 profesionales de la salud. (Foto: Jessica Vicente)

-Otros Casos éxito-

En mayo del año 2013 médicos del hospital Almenara separaron con éxito a siamesas que nacieron unidas por el abdomen. La intervención duró más de ocho horas y contó con la participación de unas 30 personas, entre cirujanos de hígado y vías biliares, cirujanos de tórax, cirujanos pediatras, anestesiólogos, pediatras, radiólogos, enfermeras y técnicos asistenciales. Ambas podrán llevar una vida normal.

En marzo del 2000 fueron separadas siamesas en el Hospital Regional Felipe Arriola Iglesias de Iquitos, después de un primer intento fallido. Las hermanas estuvieron unidas internamente por una membrana muscular en el hígado (parénquima hepático) de 5 centímetros de largo por 2 centímetros de ancho. Esa fue la segunda operación de su tipo que se realizó en el Perú, la quinta en el ámbito mundial y la primera en Loreto. La intervención fue un éxito.

En febrero del 2000, en Chiclayo, nacieron siameses unidos por el hígado y parte del abdomen. Fueron separados exitosamente en Lima.

El 31 de octubre de 1999 nacieron siameses que compartían, antes de ser separados con éxito en Miami (EE.UU.), la parte posterior de la columna y órganos gastrointestinales y urinarios.