Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria () confirmó la sanción impuesta a la (USMP) en julio pasado, que incluyó el pago de ocho multas por más de S/8,6 millones, así como el inicio de un proceso de vacancia contra el rector José Antonio Chang Escobedo.

El Comercio accedió a la resolución del Consejo Directivo de la Sunedu N° 124-2019, del 24 de setiembre, donde se declara infundado el recurso de reconsideración presentado por la casa de estudios en agosto, contra las sanciones impuestas.

Según la superintendencia, la USMP realizó entre el 2013 y 2018 operaciones con siete subsidiarias y un fondo de inversión extranjero sin acreditar que se ejecutaron con fines educativos, tal como lo establece la Ley Universitaria. El monto involucrado asciende a S/293 millones.

—Cuestionamientos—

En diciembre del 2018, la Sunedu inició un proceso administrativo sancionador a la USMP tras auditar sus estados financieros e identificar operaciones que habrían afectado significativamente el monto total de los excedentes obtenidos. La ley establece que todo excedente debe ser reinvertido en infraestructura, equipamiento, investigación u otros fines educativos.

Las siete subsidiarias involucradas en las operaciones eran el Club Deportivo Universidad San Martín de Porres S.A., LC Busre S.A.C. (inversión al 2018 de S/123 millones sin generar intereses), Tambo Hotel y Restaurante S.A.C., colegio Rita Castro Ramos, Promotora Educativa USMP S.A.C., Editora La Crónica S.A.C., y Empresa Interamericana de Radio Difusión S.A. Asimismo, está el fondo Latin Lease LTD (se colocaron US$4,9 millones para solventar becas, lo cual no fue demostrado).

Para iniciar el proceso, la superintendencia consideró que la USMP habría infringido el numeral 3,1 del Reglamento de Infracciones y Sanciones de la Ley Universitaria: “Utilizar directa o indirectamente los activos de las universidades privadas para fines distintos a los universitarios”. Esta infracción es considerada muy grave.

En julio último, la Sunedu resolvió el proceso: impuso una multa para la USMP por un total de S/8’614.928, al advertirse “la ausencia de una conducta diligente y responsable respecto a la gestión de sus activos”, pese a que se encontraba en una situación de “déficit constante”, tenía dificultad para el cobro de deudas, no pactó garantías ni intereses, y las operaciones no le generaron rentabilidad alguna.

En esa línea, concluyó que las operaciones (en las que, según la superintendencia, se utilizaron activos por S/293’726.216 y tuvieron un impacto en la generación de excedentes hasta por S/41’778.000) no fueron autorizadas por el consejo directivo de la universidad, y que el rector Chang “permitió un incumplimiento sostenido” del estatuto universitario y de la ley, lo que “constituye una causal de vacancia”.

Así, la Sunedu ordenó a la USMP que inicie un proceso para vacarlo y que presente un plan de acciones para recuperar los montos involucrados. 

USMP responde:

  • Víctor Bolaños, abogado de la USMP, dijo a El Comercio que la decisión de la Sunedu es “nula”, porque se vulneraron los principios del debido procedimiento y de legalidad.
  •  Confirmó que recurrirán al Poder Judicial para presentar una demanda contencioso-administrativa en las próximas semanas.